¡Alerta por sobrecarga laboral! Conoce sus síntomas y causas

Consejos para afrontar el exceso de trabajo:

  • Aprende a decir no a tareas específicas.
  • Delega tareas a otros e inicia más trabajo en equipo.
  • Tómate tiempo libre cuando lo necesites.
  • Dedícate a pasatiempos que sean diferentes de tu trabajo.

¿Qué significa estar sobrecargado de trabajo?

El exceso de trabajo no solo ocurre en entornos laborales extremadamente acelerados. Puede suceder en cualquier lugar. Un empleado sobrecargado siente que sus horas de trabajo son demasiado largas. Por lo general, no se trata solo de un día o dos. Alguien que está sobrecargado de trabajo siente que ha estado trabajando duro durante un período más prolongado del que puede soportar. Trabaja más allá de su capacidad y más allá de las horas laborales habituales.

Los empleados a menudo sienten que no pueden tomar un descanso porque tienen mucho que hacer. Cuando finalmente se van a casa o cierran sesión, llevan el estrés del trabajo con ellos. Los miembros del equipo pueden sentirse sobrecargados de trabajo debido a la dinámica del equipo, la cultura de la empresa o factores que parecen fuera de su control.

¿Qué causa el exceso de trabajo?

El exceso de trabajo tiene varias causas que quizás ni siquiera notemos. Quizás pienses que es parte de tu trabajo hacer estas tareas, pero contribuyen a tus síntomas de sobrecarga laboral.

Estas son cuatro causas a revisar:

1. Hacer trabajo para tu trabajo real

Todos tenemos tareas de seguimiento necesarias para completar nuestros proyectos. Pero cuando todo lo que hacemos es perseguir tareas que nos quitan nuestro trabajo real, contribuye al exceso de trabajo.

Leer Más:  Aprende a dejar de pensar demasiado con estos 8 fantásticos consejos

Revisar actualizaciones, buscar documentos o realizar mantenimiento del equipo nos distrae. Luego dedicamos menos tiempo a nuestra lista de tareas pendientes debido a nuestras otras tareas menores, y esto nos hace sentir que no hay suficiente tiempo en el día para terminar todo.

2. Estar siempre disponible

Sabes que estás trabajando demasiado cuando tus fines de semana y tu tiempo libre desaparecen. Sentir que tenemos que trabajar todo el tiempo y estar siempre disponibles nos llevará al agotamiento.

¿Saltas ante cada notificación de correo electrónico que recibes? ¿Con qué frecuencia dices que sí a proyectos adicionales que podrían esperar hasta el lunes? La forma en que interactuamos con nuestro trabajo cuando técnicamente estamos fuera del horario laboral contribuye a la sensación de sobrecarga laboral.

Subir