Alivia el estrés de las fiestas con estos prácticos consejos

Consejos para hacer frente al estrés de las fiestas:

  • Planifica con antelación: Haz las compras, la limpieza y otras tareas con antelación para evitar el estrés de última hora.
  • Pide ayuda: No intentes hacerlo todo tú solo. Pide ayuda a familiares, amigos o servicios profesionales para las tareas que normalmente te estresan.
  • Honra tus tradiciones: Participa en actividades significativas que te conecten con tus valores y tradiciones.
  • Cuídate: Mantén hábitos saludables como una dieta equilibrada, sueño suficiente y ejercicio para mejorar tu estado de ánimo.
  • Diviértete: Tómate un tiempo para disfrutar de las fiestas. Relájate, juega y haz actividades que te gusten.

Consejos para evitar el estrés de las fiestas:

  • No esperes la perfección: Acepta que las cosas pueden no salir como esperas.
  • Gestiona tus finanzas: Establece un presupuesto y evita gastar en exceso.
  • No te excedas: No te comprometas con demasiadas actividades o proyectos estresantes.
  • No te aísles: Conecta con amigos, familiares o inicia nuevas tradiciones para sentirte apoyado.
  • No subestimes la depresión: Si te sientes deprimido o abrumado, busca ayuda profesional.
  • Sé amable contigo mismo: Prioriza tu propio bienestar estableciendo límites, diciendo no y tomándote tiempo para descansar y reflexionar.

Causas del estrés festivo

El estrés de las fiestas es la acumulación de presión mental, física y emocional relacionada con la temporada festiva. Al final del año, muchos de nosotros nos encontramos luchando con sentimientos contradictorios, emociones y prioridades. Podemos sentirnos abrumados por familiares y amigos, o afligidos por seres queridos que han fallecido. Podemos estar bajo presión financiera para organizar cenas, viajar o dar el regalo perfecto. Tenemos las manos ocupadas tratando de concluir los compromisos laborales mientras las escuelas están cerradas por las vacaciones. Añade el clima invernal, la depresión estacional, los virus de la gripe y la música navideña repetitiva, y tendrás la receta perfecta para el estrés de las fiestas.

Leer Más:  ¡Cómo sobrevivir a un ambiente de trabajo tóxico!

Cada persona experimentará el estrés de las fiestas de manera diferente. Sin embargo, es poco probable que superes la temporada sin verte afectado por al menos uno de estos factores:

  • Amigos y familiares (o su ausencia): Algunas personas temen las fiestas y ver a ciertos familiares o amigos. Están los que amas y extrañas, y luego están los que siempre tienen algo sarcástico que decir. Sin embargo, algunas personas encuentran las fiestas realmente dolorosas por la razón opuesta. Puede que no tengan amigos cercanos o familiares, o que se les recuerde a seres queridos que han fallecido.
  • Estrés financiero: ¿A quién le compras regalos y cuánto gastas? ¿Se darán cuenta si usas el papel más barato en las tarjetas de felicitación personalizadas? ¿Vale la pena quedarse con la familia para evitar pagar las tarifas de vacaciones en el hotel? Las fiestas pueden traer muchos gastos, previstos e imprevistos. Además, dependiendo de dónde trabajes, es posible que tengas pocas horas o, por el contrario, que trabajes horas extras.
  • Excesos: En muchas culturas, las fiestas están marcadas por abundantes cantidades de comida (y alcohol). Y en todos los libros de cocina tradicionales de las fiestas que existen, sería difícil encontrar una sola ensalada. Después de varios días (¡o semanas!) de excesos, puedes empezar a sentirte un poco lento y desanimado por la ruptura de tu rutina diaria. Un régimen de alegría festiva las 24 horas del día puede hacerte sentir menos alegre.

Cómo hacer frente al estrés de las fiestas

Lo bueno de gestionar el estrés de las fiestas es que, a diferencia de otros tipos de estrés, sabes exactamente qué te lo provoca y cuándo acabará. Desafortunadamente, saber que terminará pronto puede que no lo haga más fácil. Aquí tienes algunas cosas que puedes hacer y no hacer para que la temporada sea más fácil (y para hacer frente a la tristeza de las fiestas cuando surja).

Leer Más:  ¿Qué buscan los empresarios en una comprobación de antecedentes?

Cosas que debes hacer:

  • Planifica con antelación: ¿Qué puedes hacer antes de que empiece la temporada de fiestas? ¿Puedes limpiar la casa, tomar un día extra de vacaciones o visitar a la familia fuera de la ciudad antes de las fiestas? Las compras de regalos, decoraciones, papel de regalo y otros artículos básicos de las fiestas se pueden hacer poco a poco a lo largo de los meses anteriores. Piensa en las cosas que normalmente te estresan en el último momento e intenta planificarlas con antelación este año.
  • Pide ayuda: Es fácil caer en la trampa de "lo haré todo yo mismo". Sin embargo, la temporada de fiestas está pensada para compartirla con otros. Pide ayuda con las tareas que normalmente te corresponden. Convierte las reuniones familiares en una comida compartida, enseña a los niños a envolver regalos y (si puedes) contrata un servicio de limpieza. No puedes hacerlo todo y, aunque pudieras, ¿por qué deberías hacerlo?
  • Respeta tus tradiciones: Independientemente de tu origen espiritual y cultural, dedica tiempo a hacer algo personalmente significativo. Conectar con las tradiciones familiares puede ser una forma maravillosa de compartir lo que es importante para ti. Estas prácticas tienen una forma de recordarnos lo que nos gusta de la temporada y de mantener "las demás cosas" en perspectiva.
  • Cuídate: Como dice el refrán: "El hombre no puede vivir solo de pan de maíz; necesita salir a correr por su alma". Aunque es una paráfrasis amplia, el sentimiento sigue en pie. Mantener hábitos saludables, tanto como puedas, marcará la diferencia en tu estado de ánimo. Si sabes que tus fiestas serán llenas de comida pesada, conversaciones pesadas y bebidas pesadas, encuentra el equilibrio y el autocuidado donde puedas. Prepárate un tentempié sano, bebe mucha agua y acuéstate temprano cuando puedas. Mientras todos están ocupados en las fiestas, intenta escaparte al gimnasio o incluso a unos minutos de atención plena.
Leer Más:  ¡Únete al reto del bienestar en el trabajo!

Cosas que no debes hacer:

  • Esperar que todo sea perfecto: Alerta de spoiler: no lo será. Algo se quemará, alguien llegará tarde y la tienda se quedará sin algún ingrediente crítico. Está bien. Dentro de años, recordarás cómo te sentiste, no cómo resultó todo. Entender que "las cosas pasan" contribuirá en gran medida a mantener tu nivel de estrés bajo control.
  • Improvisar con tus finanzas: Es muy, muy fácil gastar dinero durante las fiestas y, de hecho, hay industrias enteras que se basan en el hecho de que lo harás. No entres en la temporada sin un plan. Establece un presupuesto para tus gastos, sabe lo que planeas comprar (y para quién) y trata de evitar usar tarjetas de crédito si puedes. Es fácil dejarse llevar por las interminables rebajas y ofertas, pero agradecerás tu moderación en el nuevo año.
  • Exceder tus límites: Durante un par de meses, siempre hay una fiesta, una rebaja, un lugar al que ir o algún artilugio nuevo que comprar. Cuida tu sí. Intenta no asumir proyectos estresantes (como una renovación o una tarea de voluntariado). Si dices que sí a algo, decide a qué otra cosa vas a decir que no. También puedes sustituir por formas menos estresantes de contribuir. Por ejemplo, lleva un postre de tu panadería favorita en lugar de hacerlo desde cero.
  • Aislarte: Aunque sientas que estás solo durante las fiestas, no lo estás. Un estudio demostró que uno de cada nueve estadounidenses pasa las fiestas solo. Eso es mucha gente. Intenta contactar y organizar una "Cena de Acción de Gracias con amigos" o inicia una nueva tradición. Será estimulante y te recordará que eres querido y celebrado.
  • Subestimar tu depresión: Si sientes que algo no va bien, pide ayuda. Las fiestas de invierno traen múltiples factores de estrés, que pueden exacerbar las condiciones de salud mental y física subyacentes. No tienes que limitarte a sonreír y aguantar. Puedes, y debes, pedir ayuda si te sientes deprimido, abrumado o estresado por las fiestas.

Subir