Bravura y valentía: Diferencias sutiles entre dos virtudes esenciales

  • Sé consciente de la diferencia entre valentía y coraje. La valentía es actuar sin miedo, mientras que el coraje es actuar a pesar del miedo.
  • Cultiva la valentía cuando necesites actuar rápidamente y sin pensarlo mucho. Por ejemplo, al llamar a un cliente potencial o pedir un ascenso.
  • Cultiva el coraje cuando te enfrentes a situaciones difíciles o peligrosas. Por ejemplo, denunciar la discriminación o el acoso, o defender a alguien que está siendo atacado.
  • Practica la atención plena para ayudarte a tomar decisiones informadas basadas en tu conciencia del momento presente. Cuando actúas con valor, puede que no seas consciente de todo lo que está pasando, pero cuando actúas con coraje, eres consciente de los riesgos y tomas una decisión consciente de actuar a pesar de ellos.
  • Tanto la valentía como el coraje tienen su lugar en la vida. Úsalos sabiamente y en el momento adecuado.

Definición de bravura

La bravura se distingue por una notable ausencia de miedo. Proviene etimológicamente del término italiano "bravo", que significa "audaz". Aquellos que actúan con bravura, como un soldado que se lanza a la batalla, lo hacen sin mucha consideración por su propio bienestar, impulsados por un objetivo más elevado.

Definición de valentía

A diferencia de la bravura, la valentía es una virtud que implica actuar a pesar del miedo. Se deriva del corazón y requiere un grado mucho mayor de deliberación y elección consciente. Por ejemplo, un niño que defiende a un compañero de clase contra un acosador o alguien que graba la brutalidad policial, sabiendo los riesgos potenciales, encarna la valentía.

Leer Más:  El equilibrio entre el trabajo y la vida personal: no es una solución única

La diferencia: Bravura vs. Valentía

La valentía es una elección consciente motivada por emociones virtuosas como la compasión, la preocupación o el amor. La bravura, por otro lado, a menudo se ejerce sin mucha reflexión y está asociada con la confianza y la falta de miedo.

Además, la valentía implica renunciar al control y permitir que la acción instintiva se haga cargo, mientras que la valentía implica un pleno conocimiento y aceptación del miedo. Un valiente puede fracasar, pero lo hace porque cree que es lo correcto.

Aplicación en el ámbito laboral

Tanto la bravura como la valentía pueden aplicarse al entorno laboral. La bravura es útil cuando se necesita una actitud de "hacerlo ya", como vencer la procrastinación o tomar iniciativas. La valentía es necesaria cuando se debe actuar moralmente, como denunciar la discriminación o exigir mejores condiciones de trabajo.

La importancia de la atención plena

La atención plena es esencial para discernir entre bravura y valentía. La valentía implica un alto grado de atención plena, mientras que la bravura puede carecer de ella. Es apropiado ser valiente en algunas situaciones y ser bravo en otras, y la atención plena ayuda a distinguir entre ambas.

Subir