Claves para mejorar la claridad mental y el rendimiento cognitivo

Consejos para mejorar la claridad mental:

  1. Obtener suficiente sueño de calidad
  2. Gestionar el estrés
  3. Practicar el mindfulness
  4. Encontrar un equilibrio entre el trabajo y la vida personal
  5. Practicar el autocuidado
  6. Mover el cuerpo
  7. Mantener una dieta saludable
  8. Pedir ayuda
  9. Crear un entorno de mayor claridad

¿Qué es la claridad mental?

La claridad mental es un estado en el que tu mente está completamente activa y comprometida. Es necesaria para resolver problemas y mantener la productividad durante todo el día. Memoria aguda, pensamiento rápido y juicio despejado son todos aspectos de la claridad mental.

Cómo saber si te falta claridad mental

  • Incapacidad para concentrarse

Si tienes dificultades para concentrarte en un tema, es posible que experimentes falta de claridad mental. Cuando estamos mentalmente en forma, la concentración surge naturalmente y sin esfuerzo.

  • Agotamiento físico o mental

Cuando los recursos energéticos de nuestra mente se agotan, el resto del cuerpo suele seguir su ejemplo. El agotamiento físico y la fatiga mental son efectos secundarios comunes de la baja claridad mental que podrían indicar que es hora de un cambio de comportamiento.

  • Pérdida de interés y falta de motivación

Perder interés en temas o tareas que solían brindar satisfacción es otro síntoma de baja claridad mental. Cuando nuestras mentes son fuertes, el entusiasmo por aprender surge naturalmente.

3 causas de la falta de claridad mental

  • Falta de sueño

Tener un ritmo circadiano saludable es fundamental para la salud humana. Sin siete o más horas de sueño cada noche, la mente y el cuerpo se esfuerzan por mostrar un comportamiento de alto rendimiento.

  • Estrés y ansiedad

Sabemos que el estrés es perjudicial para el cuerpo (aunque a veces puede ser beneficioso). Pero también puede ser un enemigo para la mente. El estrés crónico contribuye a niveles altos de cortisol, lo que significa circulación debilitada. La mala circulación hace que el corazón envíe menos oxígeno al cerebro. Esto puede provocar falta de claridad mental, lo que a su vez puede amplificar los niveles de estrés y ansiedad. Puede ser un círculo vicioso si no se trata.

  • Mala nutrición

Hay muchos alimentos que apoyan la claridad mental y la concentración. La mala nutrición a menudo se debe a no seguir una dieta lo suficientemente variada o a consumir una gran cantidad de alimentos procesados. La vitamina B-12, en particular, tiene muchos beneficios para la salud del cerebro y el sistema inmunitario. Esta vitamina se encuentra en pescado, carne, aves, huevos y productos lácteos. Los ácidos grasos omega-3 y otras grasas saludables también tienen un impacto positivo en el cerebro, especialmente en relación con la pérdida leve de memoria y la depresión.

Leer Más:  Agilidad en los negocios (y en el baloncesto)

Subir