Coerción en el lugar de trabajo: consecuencias y prevención

7 consejos para prevenir la coacción en el lugar de trabajo:

  1. Realice verificaciones de antecedentes de los nuevos empleados.
  2. Cree políticas contra el acoso.
  3. Cree una línea de comunicación eficaz.
  4. Capacite a empleados, supervisores y gerentes.
  5. Fomente que todos denuncien cualquier episodio de coerción.
  6. Tome en serio todas las quejas e informes.
  7. Inicie la conversación sobre la coerción en el lugar de trabajo.

Los entornos laborales negativos pueden surgir a pesar de los esfuerzos de una organización por crear una cultura positiva. Las diferencias en los estilos de gestión e incluso las personalidades pueden conducir al abuso de poder y a la coerción en el lugar de trabajo.

¿Qué es la coerción en el lugar de trabajo?

La coerción es obligar a alguien a hacer algo mediante amenazas. Es un intento de controlar el comportamiento de una persona mediante la fuerza o la manipulación. En el lugar de trabajo, la coerción se puede utilizar para obligar a los empleados a comportarse de cierta manera o a hacer ciertas cosas. Es una dinámica laboral poco saludable que puede tener graves consecuencias negativas para el bienestar de un individuo y para la organización en su conjunto.

Formas de coerción

La coerción en el lugar de trabajo no es una situación única. El comportamiento coercitivo puede implicar manipulación psicológica, emocional, sexual o física. Además, no todas las formas son fáciles de reconocer y pueden ser tan sutiles que resulta difícil identificarlas. Estos son los tipos comunes de coerción en el lugar de trabajo que los empleados deben poder identificar:

  • Física: Uso de la fuerza física para amenazar o controlar el comportamiento de un subordinado.
  • Engañosa: Mentir o engañar para controlar el comportamiento de un subordinado.
  • Manipuladora: Usar tácticas pasivo-agresivas o solapadas para obligar a otros a hacer o decir cosas en contra de su voluntad.
  • Sexual: Manipular a una persona para que participe en una conducta sexual.
  • Aislante: Separar por la fuerza a un empleado de otros trabajadores para que se sienta aislado o solo.
  • Humillante: Burlarse abiertamente o humillar a alguien en el trabajo.
  • Gaslighting: Hacer que alguien cuestione la validez de sus preocupaciones o incluso su realidad en general.
Leer Más:  El autoaprendizaje: ¡Toma las riendas de tu educación!

¿Es ilegal la coerción en el lugar de trabajo?

Sí, la coerción en el lugar de trabajo es ilegal. Sin embargo, existen requisitos específicos para lo que constituye coerción ilegal, que puede ser compleja y difícil de probar debido al poder que a menudo rodea a los agresores.

Consecuencias de la coerción en el lugar de trabajo

Las víctimas de coerción en el lugar de trabajo pueden sufrir muchas consecuencias. El estrés de ser acosado por un colega o superior puede afectar tanto al cuerpo como a la mente. Estas son algunas de las repercusiones de la coerción en un entorno laboral:

  • Síntomas físicos: Trastornos del sueño, problemas digestivos, presión arterial alta.
  • Depresión y baja autoestima: Falta de confianza en sí mismo, tendencia a la depresión o ansiedad.
  • Daño a la reputación laboral de la víctima: Denunciar una dinámica laboral tóxica puede tener un alto costo para la víctima.
  • Baja productividad: Las víctimas de coerción o intimidación pueden distraerse con su situación y sentirse incómodas en su entorno de trabajo, lo que reduce los niveles de productividad.
  • Ansiedad y miedo a acudir al trabajo: Las víctimas de coerción e intimidación son muy propensas a desarrollar ansiedad en torno al trabajo.

Prevención de la coerción en el lugar de trabajo

Es crucial tomar medidas para prevenir la coerción en el lugar de trabajo y proteger a los empleados de cualquier daño. Estas son algunas recomendaciones para crear un entorno de trabajo más seguro y cohesivo:

  • Realizar verificaciones de antecedentes de los nuevos empleados.
  • Crear políticas contra el acoso.
  • Establecer una línea de comunicación eficaz.
  • Capacitar a empleados, supervisores y gerentes.
  • Fomentar que todos denuncien cualquier episodio de coerción.
  • Tomarse en serio todas las quejas e informes.
Leer Más:  El arte de resolver problemas: Guía práctica para mejorar tus habilidades

Subir