Combatiendo la Fatiga de Zoom: Consejos Prácticos para Reducir el Agotamiento

Consejos para reducir la fatiga de las reuniones en Zoom:

  • Evita realizar varias tareas a la vez.
  • Reduce los estímulos en la pantalla.
  • Cambia a teléfono o correo electrónico.
  • Toma descansos cortos.
  • Oculta la vista propia.
  • Date más espacio.

¿Qué es la Fatiga de Zoom?

La fatiga de Zoom es un conjunto de consecuencias físicas y psicológicas que surgen de la comunicación prolongada a través de Zoom u otras plataformas de videoconferencia, como Microsoft Teams o Google Hangouts. Estas consecuencias afectan la salud, el bienestar y la capacidad de trabajo de las personas.

Causas de la Fatiga de Zoom

  • Exceso de Contacto Visual: En una reunión de Zoom, el número de personas que te miran y el tamaño de sus rostros en la pantalla son antinaturales. Esto crea una sensación de cercanía física intensa, que nuestro cerebro interpreta como una situación estresante.
  • Carga Cognitiva: Las conversaciones en Zoom requieren más esfuerzo consciente que las conversaciones en persona, ya que nos basamos en señales no verbales que no son visibles en video.
  • Movilidad Reducida: La etiqueta de videoconferencia requiere que permanezcamos visibles durante toda la reunión, limitando nuestra capacidad de movimiento y reduciendo nuestra creatividad y comunicación.
  • Espejo Constante: Zoom actúa como un espejo constante, mostrando nuestros movimientos y expresiones faciales. Si bien algunos consideran esto útil, para otros puede causar estrés psicológico.

Formas de Reconocer la Fatiga de Zoom

  • Fatiga general
  • Fatiga visual
  • Fatiga social
  • Fatiga motivacional
  • Fatiga emocional
Leer Más:  ¡No más distracciones en el trabajo! Guía para mantener la concentración

Estrategias para Reducir la Fatiga de Zoom

  • Evita la Multitarea: Es tentador participar en otras actividades durante las reuniones de Zoom, pero esto agota la energía mental y reduce la efectividad.
  • Reduce los Estímulos en la Pantalla: Mantén la vista del hablante en Zoom y cierra otras aplicaciones y ventanas del navegador para minimizar las distracciones y el uso de energía mental.
  • Cambia a Llamadas Telefónicas o Correos Electrónicos: Evalúa si la reunión de video es necesaria y considera alternativas como llamadas telefónicas o correos electrónicos.
  • Toma Descansos Cortos: Toma descansos regulares para levantarte y moverte, y ejercita tus ojos mirando objetos a diferentes distancias.
  • Oculta tu Vista: Oculta tu autovista para evitar la autocrítica y los movimientos o gestos innecesarios.
  • Date más Espacio: Utiliza auriculares, teclado y ratón inalámbricos para alejarte de la computadora mientras participas en la reunión.

Subir