Cómo elaborar un currículum que destaque tus habilidades

  • Selecciona cuidadosamente tus habilidades: Prioriza las habilidades relevantes para el puesto que solicitas.
  • Cuantifica tus habilidades: Proporciona ejemplos específicos para demostrar tu competencia.
  • Incluye una mezcla de habilidades duras y blandas: Demuestra tus habilidades técnicas y tus habilidades interpersonales.
  • Adapta tus habilidades al puesto: Revisa la descripción del puesto y adapta tus habilidades en consecuencia.
  • Agrega habilidades a varias secciones de tu currículum: Incluye habilidades en el resumen, la experiencia laboral y la sección de habilidades.
  • Usa verbos de acción: Comienza tus habilidades con verbos de acción para que destaquen.
  • No exageres: Solo incluye las habilidades que posees genuinamente.
  • Establece tu nivel de competencia: Indica tu nivel de experiencia en cada habilidad.
  • Agrupa habilidades similares: Organiza tus habilidades en categorías para una fácil lectura.
  • Revisa y edita cuidadosamente: Asegúrate de que tu sección de habilidades esté libre de errores y bien escrita.

¿Qué es una habilidad?

Una habilidad profesional es un conocimiento, capacidad o competencia para realizar tareas específicas o responder a desafíos. Cada habilidad es una habilidad dura o blanda. Las habilidades duras o técnicas se refieren a nuestra capacidad para realizar tareas basadas en el conocimiento, como el dominio de un programa de diseño gráfico. Las habilidades interpersonales, o habilidades sociales, se refieren a nuestras interacciones con los demás, como nuestra capacidad para aprovechar nuestra inteligencia emocional para gestionar un equipo o nuestras habilidades de comunicación de liderazgo.

Habilidades duras

Las habilidades duras son habilidades o conocimientos específicos y enseñables que a menudo son cuantificables y específicos de un trabajo. Las habilidades duras se adquieren a través de la experiencia, la práctica y la educación. Se pueden medir directamente por nuestra capacidad para realizar una tarea técnica. Las habilidades duras son cruciales para realizar tareas y funciones dentro de un campo o industria en particular.

Leer Más:  ¡Toma las riendas de tu futuro profesional: Guía paso a paso para elegir carrera!

Habilidades blandas

Las habilidades sociales son habilidades no técnicas que se relacionan con cómo los individuos interactúan con los demás y navegan las situaciones sociales. Estas habilidades abarcan cualidades y atributos que dan forma a la inteligencia emocional, el estilo de comunicación y la efectividad interpersonal general. Informan cómo abordamos una tarea o desafío y son atributos personales únicos que nos hacen sobresalir y tener éxito como empleados y líderes.

A diferencia de las habilidades duras, las habilidades sociales no son específicas del trabajo, sino que son universalmente valiosas en varios roles e industrias. Las habilidades sociales juegan un papel crítico en la construcción de relaciones sólidas, la colaboración eficaz con los colegas y la mejora de la dinámica general del lugar de trabajo.

¿Cuántas habilidades debe agregar a un currículum?

En general, querrás tener entre 10 y 15 habilidades enumeradas en tu currículum. Pero esto varía según tu nivel de experiencia, el trabajo específico que solicitas y el formato de currículum que utilizas. Aquí hay algunas pautas generales para ayudarte a determinar cuántas habilidades incluir:

  • Relevancia: Concéntrate en las habilidades que son directamente relevantes para el trabajo que solicitas. Adapta tu currículum revisando cuidadosamente la descripción del trabajo e identificando las habilidades y calificaciones que busca el empleador. Resalta las habilidades que se alinean con los requisitos del trabajo.
  • Equilibrio: Si bien es importante incluir habilidades relevantes, es igualmente importante no sobrecargar tu currículum con una lista excesivamente larga de habilidades. Busca un equilibrio que muestre tus fortalezas clave sin que tu currículum sea demasiado extenso.
  • Priorización: Prioriza las habilidades más importantes y buscadas. Coloca las habilidades más relevantes e impresionantes en la parte superior de tu currículum, particularmente en la sección de habilidades. Esto asegura que el gerente de contratación vea tus calificaciones más sólidas al principio del documento.
  • Cuantificación: Cuando sea posible, cuantifica tus habilidades o proporciona contexto. Por ejemplo, si dominas un lenguaje de programación, puedes mencionar la cantidad de años de experiencia que tienes con él o destacar proyectos específicos en los que aplicaste esa habilidad.
  • Calidad sobre cantidad: Es mejor enfatizar unas pocas habilidades altamente relevantes y valiosas en lugar de enumerar una amplia gama de habilidades que pueden no ser tan importantes para el trabajo. Los gerentes de contratación a menudo aprecian la profundidad y la experiencia en áreas clave.
  • Considera la longitud del currículum: Si tienes muchos años de experiencia y muchas habilidades relevantes, es posible que tengas un currículum más extenso. Sin embargo, para la mayoría de los solicitantes, un currículum de una o dos páginas suele ser suficiente. Asegúrate de que tu sección de habilidades no domine todo el documento.
  • Agrupa las habilidades: Puedes agrupar habilidades similares para ahorrar espacio. Por ejemplo, podrías crear categorías como "Habilidades técnicas" y "Habilidades sociales" para organizar tus habilidades de manera más efectiva.
  • Sé honesto: Enumera solo las habilidades que realmente posees y puedes discutir con confianza en una entrevista. Exagerar o inventar habilidades puede generar problemas durante el proceso de contratación.
Leer Más:  Encuestas de Compromiso Laboral: La Clave para una Mano de Obra Motivada

Subir