¡Crea un portafolio impresionante para destacar tus habilidades!

5 consejos para tener en cuenta al crear un portafolio

  1. Selecciona cuidadosamente el contenido: No incluyas todo tu trabajo; elige piezas que demuestren tus habilidades, experiencia y pasión.
  2. Muestra tu creatividad: Incluye una variedad de piezas con diferentes formatos y contenido para demostrar tu adaptabilidad.
  3. Prioriza la legibilidad: Utiliza fuentes accesibles y un diseño fácil de leer para que los lectores puedan navegar sin problemas.
  4. Controla la extensión: Mantén tu portafolio conciso y atractivo; los lectores tienen una capacidad de atención limitada.
  5. Cuida los detalles: Un nombre de dominio, un logotipo y enlaces a redes sociales profesionales mejoran la apariencia profesional.

¿Por qué son importantes los portafolios?

Los portafolios son cruciales porque exponen claramente tus habilidades y experiencia, brindando a las personas una visión directa de tu trabajo. Te ayudan a exhibir tu nicho, marca y valores personales. Un currículum destacado puede llamar la atención, pero un portafolio atractivo mostrará realmente tus capacidades.

Un portafolio bien elaborado atraerá a las personas a profundizar en tu solicitud, abriendo puertas a nuevas oportunidades laborales y promoviendo tu carrera. Hablar de tus experiencias es fantástico, pero mostrarlas genera una experiencia completamente nueva que deja impresiones duraderas.

Además, te destacarás ante quienes intentas impresionar, ya sean gerentes de contratación o clientes potenciales. Una encuesta reveló que el 71% de los empleadores están de acuerdo o muy de acuerdo en que la calidad de un portafolio influye en sus decisiones de contratación.

Estructura de un portafolio

Si bien un portafolio debe reflejar tu creatividad y estilo, también debe tener una estructura clara para quien lo vea. No querrás que alguien se desplace por tu sitio durante horas y se pierda tu nombre o tus mejores trabajos.

Leer Más:  El sesgo en las entrevistas: un obstáculo para la diversidad en el lugar de trabajo

Estas son cuatro secciones básicas que debes incluir en tu portafolio:

  • Introducción: ¿Quién eres, además de lo que haces profesionalmente? Aquí incluyes una pequeña página de inicio para dar la bienvenida a las personas a tu portafolio y presentarte.
  • Tu trabajo: Aquí es donde quieres causar un gran impacto. Selecciona tus proyectos favoritos que demuestren tus pasiones, habilidades y experiencia. Exhíbelos de una manera que también se ajuste a tu industria y proceso creativo. Enumera tus logros y haz algo de autopromoción.
  • Tus servicios: ¿Eres un diseñador gráfico que ofrece desarrollo web, conoces diferentes herramientas y buscas un trabajo de tiempo completo? Dilo aquí. Ayudará a solidificar lo que estás buscando y estás disponible para hacer. Si estás abierto a proyectos independientes, podría ser útil enumerar qué tipo y qué tarifas cobras.
  • Información de contacto: Una vez que hayas impresionado a alguien con tu portafolio, querrá ponerse en contacto. Una página de contacto dedicada o un formulario de contacto es la forma en que recibirás noticias de gerentes de contratación o clientes potenciales.

Subir