¡Descubre el mindful eating: un camino hacia una alimentación consciente y plena!

Consejos para el usuario

  • Come como un niño de un año: Concéntrate en la experiencia sensorial de comer, saboreando cada bocado.
  • Observa tu mente: Nota cuándo tus pensamientos se desvían y guíalos suavemente de vuelta al presente.
  • Practica la paciencia: Volver a enfocar tu mente tomará tiempo y esfuerzo.
  • Come como una mujer francesa: Prioriza la calidad sobre la cantidad, come en la mesa y usa cubiertos.
  • Crea un santuario para comer: Elimina las distracciones y prepara un ambiente tranquilo para tus comidas.
  • Establece rituales: Crea hábitos que te ayuden a pasar de la alimentación sin sentido a la mindful.
  • Comienza con pasos pequeños: Intenta con un bocado o sorbo consciente en cada comida.
  • Evita la multitarea: Concéntrate en comer y nada más.
  • Escucha tus señales físicas: Presta atención a las señales de hambre y saciedad de tu cuerpo.
  • Toma un respiro antes de comer: Pausa y conéctate con tu cuerpo antes de cada comida.
  • Mastica bien: Dedica tiempo a masticar cada bocado, lo que te ayudará a saborear y digerir mejor la comida.

¿Qué es el mindful eating?

El mindful eating es una práctica que consiste en comer con atención plena, presente y sin juicios. Nos ayuda a conectar con nuestras sensaciones, pensamientos y emociones en torno a la comida, alejándonos de las distracciones externas y los patrones automáticos.

Beneficios del mindful eating

  • Menos atracones: Al escuchar las señales de hambre y saciedad de nuestro cuerpo, podemos evitar comer en exceso.
  • Mayor felicidad: Estar presentes en el momento nos permite disfrutar más de la comida y apreciar sus sabores.
  • Reducción del estrés: Observar nuestros pensamientos y juicios sin juzgarlos crea una sensación de calma.
  • Mejor digestión: El proceso de digestión comienza en nuestra mente, por lo que pensar en la comida y saborearla mejora la eficiencia de la digestión.
  • Sabores más intensos: La distracción nos impide disfrutar plenamente de los sabores. Al comer con atención, experimentamos un mayor placer gustativo.
  • Potencial pérdida de peso: Los aromas y sabores juegan un papel esencial en la sensación de saciedad, ayudándonos a controlar la ingesta.
  • Mejor relación con la comida: El mindful eating nos ayuda a entender y mejorar nuestra relación con la comida, liberándonos de ansiedades y hábitos poco saludables.
Leer Más:  Descubre el significado de "Estipendio": Una guía completa

7 maneras de practicar el mindful eating

  1. Come como un niño: Observa y experimenta la comida con todos tus sentidos, saboreando cada bocado.
  2. Estudia tu mente: Observa tus pensamientos y emociones mientras comes, guiándolos suavemente hacia el presente.
  3. Practica la paciencia: Tu mente se distraerá, pero no te preocupes. Cada vez que la redirigas, fortalecerás tu capacidad de atención.
  4. Come como una francesa: Disfruta de tus comidas con calma, sirviéndolas en un plato y centrándote en la calidad sobre la cantidad.
  5. Crea un santuario para comer: Elige un lugar tranquilo y libre de distracciones donde puedas disfrutar de tus comidas con atención plena.
  6. Incorpora rituales: Establece rutinas para comer, como poner la mesa o dar las gracias, para fomentar la conciencia.
  7. Usa tus sentidos: Cierra los ojos para saborear mejor la comida y mastica con atención, conectando con el momento presente.

Subir