¡Descubre tu personalidad tipo B y alcanza tu máximo potencial!

4 consejos para manejar tus rasgos de personalidad tipo B:

  1. Lleva un registro de tu tiempo.
  2. Establece metas INTELIGENTES.
  3. Revisa tu trabajo dos veces.
  4. Establece límites con los demás.

¿Qué es la personalidad tipo B?

La personalidad tipo B, definida por Meyer Friedman y Ray H. Rosenman, se caracteriza por:

  • Ser tranquilo y relajado
  • No ser competitivo
  • Tener poca propensión al estrés
  • Ser estable y adaptable
  • No ser confrontativo

A pesar de su aparente falta de ambición, los individuos tipo B trabajan de manera constante hacia sus objetivos y aportan sus propias ventajas únicas al lugar de trabajo, como la comodidad con las tareas no estructuradas y la facilidad para adaptarse a los cambios.

Pros y contras de la personalidad tipo B

Pros:

  • Bajos niveles de estrés
  • Paciencia y temperamento equilibrado
  • Creatividad
  • Adaptabilidad
  • Pensamiento innovador

Contras:

  • Procrastinación
  • Baja motivación
  • Menos atención a los detalles

Leer Más:  Cómo disfrutar de un cambio profesional a los 40 y dar el salto
Subir