Descubre tus fortalezas: Identifica tus competencias distintivas

  • Piensa estratégicamente: Identifica lo que te hace diferente o mejor que los demás.
  • Ponte a prueba: Asegúrate de que tus diferenciadores cumplan con los criterios para ser verdaderas competencias básicas.
  • Encuentra una necesidad: Determina cómo puedes satisfacer las necesidades de tu mercado objetivo.
  • Conecta los puntos: Posiciona tus servicios para cumplir con las necesidades de los clientes.
  • Díselo a todos: Comunica tus competencias básicas y asegura que tus acciones estén alineadas con tu nueva dirección.

¿Qué son las competencias distintivas?

Las competencias distintivas son las habilidades, servicios, recursos y ventajas exclusivas que te diferencian de tus competidores. Son el motivo por el que alguien te elige a ti en lugar de a otra persona o empresa. También se conocen como capacidades principales, fortalezas o barreras de entrada.

En esencia, tus competencias son las formas en que satisfaces una necesidad del mercado de forma diferente, mejor o más eficaz que otra persona o empresa. Tanto las personas como las organizaciones pueden definir sus competencias distintivas.

Competencias distintivas personales frente a empresariales

Tanto si eres una empresa como un buscador de empleo, tu objetivo es el mismo: que los demás reconozcan tu valor y paguen por tus habilidades o servicios. Para lograrlo con éxito, debes diferenciarte de todo lo demás que afirma hacer el trabajo tan bien como tú.

Los ejemplos de competencias distintivas personales que podrían venir a la mente son:

  • Atención a los detalles
  • Excelentes habilidades de resolución de problemas
  • Sólidas habilidades de comunicación escrita y oral
  • Buenas habilidades interpersonales, liderazgo y trabajo en equipo
  • Buena organización
Leer Más:  ¡Basta ya de sabotearte a ti mismo!

Identifica tus competencias distintivas

Para determinar tus competencias distintivas, debes identificar dos cosas:

  • En qué te diferencias o haces mejor que los demás
  • Cómo esas habilidades se traducen en demanda del mercado

Sigue estos 5 pasos para determinar tus competencias distintivas:

  1. Piensa estratégicamente: Analiza tu organización o, si eres un buscador de empleo, tu currículum y CV. Pregúntate: "¿Por qué soy conocido?". Si tienes problemas para responder a esta pregunta, pregunta a las personas que trabajan contigo regularmente o a tus principales clientes.
  2. Ponte a prueba: Una vez que hayas elaborado una lista de las cualidades que te hacen destacar, pregúntate: ¿Son realmente competencias distintivas? Existe una lista de tres condiciones que un rasgo debe cumplir para ser una verdadera competencia distintiva:
    • Debe proporcionar acceso potencial a una amplia gama de mercados
    • Debe contribuir significativamente a la experiencia del cliente
    • Debe ser difícil de imitar para los competidores
  3. Encuentra una necesidad: Al determinar tus competencias, una parte clave de tu planificación estratégica es tener en cuenta tu mercado objetivo. ¿Quién es tu cliente ideal? Si están comprando un producto tuyo o de tus competidores, ¿cómo puedes crear una mejor experiencia o resolver un problema que nadie más ha resuelto?
  4. Conecta los puntos: Determina cómo puedes posicionarte y posicionar tus servicios para satisfacer las necesidades de tu cliente objetivo (o empleador, si estás buscando un nuevo puesto). Un modelo de competencias sólido te ayudará a determinar cómo establecer, mantener y proteger tus ventajas diferenciadoras.
  5. Cuéntaselo a todo el mundo: ¡Finalmente, reinvéntate! Tus competencias distintivas son por lo que quieres ser conocido. Si la gente habla de tu industria, ya sean camisetas, ventas, software o café, querrás que piensen en ti. Aprovecha la oportunidad de crear mensajes y ser intencional sobre por qué es conocida tu empresa.
Leer Más:  ¡Hacia una verdadera transformación del lugar de trabajo!

Subir