¡Domina el arte de la conversación y conecta con cualquiera!

Consejos para empezar una conversación:

  • Proyectar positividad
  • Comenzar con un cumplido
  • Pedir consejo para el almuerzo
  • Presentarse
  • Usar una prenda llamativa
  • Pedir consejo

Consejos para mantener la conversación:

  • Hacer preguntas
  • Buscar puertas laterales de conversación
  • Centrarse en intereses compartidos
  • Escuchar activamente

Consejos para escuchar más que hablar:

  • Mantener contacto visual
  • Esperar una pausa antes de hacer preguntas
  • Prestar atención a las señales no verbales

Cómo iniciar una conversación

¿Te pone ansioso la idea de iniciar una conversación con extraños? Aunque no sea algo natural para ti, puedes aprender a hacerlo con cualquiera.

Las charlas triviales son esenciales en las interacciones sociales humanas:

  • Rompen el hielo
  • Ayudan a encontrar puntos en común e intereses compartidos
  • Reducen la incomodidad social

Además, las charlas triviales crean un sentimiento de pertenencia y sientan las bases para conversaciones más profundas, lo que puede beneficiarte en tu carrera.

Para tener conversaciones agradables con cualquiera, es necesario entablar relaciones profesionales, encontrar nuevos clientes y sentirte más cómodo en situaciones sociales. Y para lograrlo, no siempre puedes depender de que otros den el primer paso. En algún momento, debes desarrollar tus habilidades sociales y acercarte a las personas tú mismo.

Mantén la conversación

Cuando tengas una conversación con extraños, los rompehielos solo te llevarán hasta cierto punto. El verdadero truco es escuchar activamente a tu interlocutor y adaptarte a lo que dice para que se sienta cómodo.

Aquí tienes algunos consejos para ir más allá de las charlas triviales cuando hablas con alguien por primera vez:

  • Haz muchas preguntas: Participa en las conversaciones con apertura y curiosidad. Puedes hacer preguntas profesionales y personales:

    • "¿Qué te pareció el orador principal?"
    • "¿Qué aspectos de los talleres te han gustado más hasta ahora?"
    • "¿Qué te motivó a asistir a esta conferencia?"
  • Busca puertas secundarias en las conversaciones: Una "puerta secundaria conversacional" es una oportunidad de desviarte de un tema basándote en algo que dijo tu interlocutor. Escucha atentamente y busca comentarios que probablemente tengan una historia detrás.

  • Céntrate en los intereses compartidos: No tienes que limitar tu conversación a temas relacionados con el trabajo. Puedes buscar otras cosas que tengáis en común. Quizás tengáis el mismo gusto en ropa, una afinidad similar por los cuadernos de alta calidad o ambos toquéis un instrumento musical en vuestro tiempo libre.

  • Domina el arte de escuchar: Lo más importante que puedes hacer cuando hablas con alguien es estar presente y atento. Esto implica:

    • Mantener contacto visual. No tienes que mirarlos fijamente, pero debes hacerlo lo suficiente como para recordar el color de sus ojos. Esto comunica compromiso e interés.
    • Esperar a que haya una pausa antes de hacer preguntas. Pedir detalles es una buena manera de mantener una conversación fluida, pero no debes interrumpir el hilo de sus pensamientos ni cambiar de tema. Deja que la conversación fluya de forma natural.
    • Prestar atención a las señales no verbales. Gran parte de la comunicación radica en lo que no se dice. Un simple giro del cuerpo puede indicar que quiere abandonar la conversación, así que depende de ti darte cuenta y responder adecuadamente.
Leer Más:  ¡No te preocupes si no sabes qué hacer con tu vida!

Subir