¡Domina tu próxima entrevista telefónica!

Consejos para entrevistas telefónicas

  1. Confirma la hora programada
  2. Conoce quién llama
  3. Ten tu currículum, carta de presentación y portafolio a mano
  4. Investiga sobre la empresa
  5. Crea respuestas de muestra
  6. Practica el profesionalismo
  7. Prepara respuestas a preguntas comunes de entrevista
  8. Elige el lugar adecuado
  9. Sé honesto
  10. Sonríe
  11. Carga tu dispositivo
  12. Enmarca tus respuestas
  13. Prepara preguntas de seguimiento

¿Qué es una entrevista telefónica?

Una entrevista telefónica es una conversación que un empleador mantiene contigo por teléfono. Aunque no es cara a cara, el objetivo es el mismo: los reclutadores y los responsables de contratación buscan al candidato adecuado para un puesto vacante.

En los procesos de contratación en los que te sometes a varias entrevistas para conseguir una oferta de trabajo, una entrevista de preselección telefónica suele ser la primera, y es ligeramente diferente de una entrevista telefónica normal. Los responsables de contratación utilizan las entrevistas de preselección para hacer preguntas sobre requisitos básicos, como la ubicación y el nivel educativo, antes de ofrecer entrevistas posteriores más completas. Por esta razón, las entrevistas de preselección suelen ser más cortas que las tradicionales, y los entrevistadores buscan respuestas sencillas que pongan de relieve tu competencia y tus habilidades.

Una entrevista telefónica normal suele seguir al proceso de preselección y es más larga que una llamada de preselección, con una duración aproximada de 30 a 60 minutos. En esta llamada, el entrevistador puede plantear preguntas para conocer tus conocimientos técnicos y tu competencia en diversas aplicaciones específicas del sector. También pueden hacer preguntas de entrevista de comportamiento que requieren ejemplos específicos que demuestren tus habilidades de comunicación, liderazgo y resolución de problemas.

Qué esperar de una entrevista telefónica

Puede ser estresante descubrir que una primera entrevista es por teléfono. Quizá siempre has confiado en las entrevistas en persona para mostrar tu carisma a través del lenguaje corporal o eres alguien que encuentra incómodas las interacciones telefónicas. En cualquier caso, con algo de preparación, tendrás todas las herramientas para triunfar.

Dado que las entrevistas telefónicas duran entre 30 y 60 minutos, dependiendo de la tuya, es posible que dispongas de poco tiempo para impresionar al interlocutor.

Leer Más:  La importancia de los gestos en la comunicación no verbal

En lugar de dar respuestas largas que abarquen todos los aspectos de tus experiencias pasadas, prepara puntos cortos que el reclutador pueda anotar rápidamente mientras hablas. Esto facilita que anoten las habilidades que mencionas y que se ajustan a la descripción del puesto.

Si esta entrevista va bien, es probable que recibas una segunda entrevista por teléfono o en persona. Durante esta charla, es posible que hables con futuros compañeros de equipo que quieran asegurarse de que encajas bien en el equipo. O quizás tu segunda entrevista sea una llamada más técnica en la que trabajas con ellos en un problema específico del puesto.

13 consejos para triunfar en una entrevista telefónica

Buscar trabajo no es fácil.

Dedicarás innumerables horas y mucha energía mental a crear el currículum y la carta de presentación perfectos, a buscar puestos relevantes y a enviar solicitudes. Y todo este esfuerzo podría no dar lugar a una entrevista. Según Forbes, aproximadamente 118 candidatos se presentan a cada puesto de trabajo, pero solo el 20 % consigue una entrevista. Eso significa que cada minuto cuenta, y quieres asegurarte de que tus respuestas te ayudan a pasar a la siguiente fase.

Estos son 13 consejos que debes recordar durante el proceso de entrevista para mejorar tus posibilidades como candidato:

  1. Confirma la hora prevista.

Dado que los empleados trabajan a distancia en todo el mundo, debes recordar confirmar la hora de la reunión tanto en tu zona horaria como en la suya. Llegar tarde o perderte por completo una entrevista da una primera impresión poco profesional, lo contrario de tu intención.

  1. Averigua quién llama.

Saber quién va a realizar la entrevista telefónica puede darte una mejor idea de las preguntas que te harán. Si se trata de un reclutador, es posible que se ciña a las preguntas estándar "¿Háblame de ti" y "¿Por qué quieres trabajar aquí?". Y si estás charlando con un posible futuro compañero de equipo, las preguntas pueden ser más detalladas y técnicas. Además, es agradable saludar a la persona por su nombre y saber con quién vas a hablar.

  1. Ten a mano tu currículum, tu carta de presentación y tu portafolio.
Leer Más:  ¡Recarga energías con una pausa prolongada! El poder de los permisos sabáticos

Tener tu currículum, tu carta de presentación y tu portafolio abiertos en tu escritorio o al alcance de la mano te asegura que te sentirás preparado para dar respuestas precisas si te hacen una pregunta sobre una experiencia o basada en calificaciones. Es probable que los hayan visto, pero puedes darles referencias específicas, como "Como verás en la página 12 de mi portafolio...", para guiarlos rápidamente hacia la información relevante.

  1. Investiga la empresa.

Mostrar tu investigación sobre la empresa es una excelente manera de transmitir tu interés y respeto por el tiempo del entrevistador. Consulta la información del sitio web de la empresa y sus páginas de redes sociales, e incorpora esta investigación a tus respuestas. Y haz preguntas durante la entrevista para mostrar interés en su cultura empresarial. Esto confirma al oyente que estás realmente interesado en trabajar con ellos.

  1. Crea respuestas de muestra.

Lee atentamente la descripción del puesto y toma nota de los requisitos y habilidades específicos que buscan. Deberás seleccionar ejemplos de experiencias laborales pasadas que se ajusten lo más posible a los requisitos del puesto.

Como se trata de una entrevista telefónica, puedes tener respuestas de muestra a tu lado, ya sea en papel o en un documento en línea, para consultarlas durante la conversación.

  1. Practica la profesionalidad.

Si sueles hablar por teléfono solo con amigos y familiares, lo más probable es que las conversaciones tuvieran un tono informal. Pero es mejor comunicarse profesionalmente durante una entrevista telefónica.

Tómate tu tiempo, responde educadamente y escucha atentamente cuando el reclutador hable. Y, aunque no puedan verte, vestirte con tu atuendo de entrevista puede ponerte en una mentalidad más profesional.

  1. Prepara respuestas a las preguntas habituales de las entrevistas.

Practicar las preguntas habituales de las entrevistas puede ayudarte a familiarizarte con el proceso de las mismas y a sentirte más seguro al enmarcar tus respuestas. Intenta ensayar en voz alta o con un amigo para probar diferentes tonos vocales y tiempos en una entrevista simulada.

  1. Elige el lugar adecuado.

Si vives con otras personas, busca una habitación tranquila y pídeles que eviten interrumpirte hasta una hora determinada (preferiblemente un poco después de la entrevista para que tengas un momento para desestresarte). Esto te ayudará a concentrarte en las palabras del entrevistador y a no preocuparte por posibles distracciones. Si no es posible encontrar un lugar tranquilo en tu casa, considera el apartamento vacío de un amigo o una sala de reuniones en un espacio de coworking.

  1. Sé honesto.
Leer Más:  Mentoría y patrocinio: Diferencias y beneficios para la diversidad en el lugar de trabajo

Aunque quieras embellecer tu experiencia laboral para conseguir un trabajo, tu nuevo equipo descubrirá rápidamente tu falta de honradez cuando comiences el puesto. Ser honesto con el reclutador sobre las habilidades que posees y las que no tienes establece expectativas realistas y demuestra tu integridad.

Es igualmente importante ser honesto contigo mismo sobre si quieres o no el puesto. Si estás en condiciones de ser exigente, rechazar un trabajo que no te interesa te ahorrará tiempo a ti y al reclutador.

  1. Sonríe.

Aunque el entrevistador no pueda verte, sonreír afecta a tu tono de voz, infunde confianza en el oyente y demuestra que estás contento y tranquilo. Responde a sus preguntas con profesionalidad, pero permítete sonreír o reír si hacen una broma.

  1. Carga tu dispositivo.

Cuando te preparas para una entrevista, es probable que tengas numerosos pensamientos y preocupaciones en tu mente. Y un teléfono con poca batería debería ser la menor de tus preocupaciones. Asegúrate de cargar completamente tu dispositivo, ya que nunca sabes cuánto durará la entrevista y el lugar donde tienes tus notas puede no estar cerca de tu estación de carga más cercana.

  1. Enmarca tus respuestas.

Si tu entrevista telefónica es corta, la forma en que enmarques tus respuestas es realmente importante. Comienza con la información más vital, como las habilidades que reflejan la descripción del puesto y los valores concurrentes con los de la empresa, en caso de que el entrevistador quiera pasar a la siguiente pregunta rápidamente. Si comienzas tu respuesta con información menos importante y deciden seguir adelante, podrías perder la oportunidad de mencionar esa experiencia por completo.

  1. Prepara preguntas de seguimiento.

Las preguntas al final de la entrevista muestran al reclutador tu interés en el puesto y te permiten aclarar cualquier incertidumbre sobre el mismo. Prepárate para hacer preguntas sobre el entorno de trabajo, cómo interactúan los equipos entre sí o el puesto en sí.

Subir