El auge del trabajo remoto: Un cambio de paradigma

El impacto de la pandemia en el panorama laboral

La llegada de la pandemia de COVID-19 trajo consigo un cambio abrupto en el mundo laboral. En cuestión de semanas, oficinas, fábricas y otros grandes lugares de trabajo cerraron sus puertas en todo el mundo. Para muchas personas, el trabajo remoto se convirtió en una nueva realidad, con sus propias herramientas, procesos y desafíos.

La “nueva normalidad”: Un panorama laboral híbrido

A medida que las vacunas se distribuyen y las empresas reabren sus oficinas, el "regreso a la normalidad" ha tomado un camino diferente. El 90% de las empresas adoptan modelos híbridos que combinan el trabajo remoto e in situ. Incluso empresas como Salesforce y Apple, que anteriormente priorizaban la colaboración presencial, ahora permiten a sus empleados trabajar de forma remota o en una combinación flexible.

Más allá de la tecnología: El trabajo híbrido se extiende

El cambio hacia el trabajo híbrido no se limita al sector tecnológico. Ford anunció recientemente que 30.000 de sus trabajadores tienen la opción de trabajar desde casa indefinidamente, respondiendo a la preferencia del 95% de su plantilla por un modelo híbrido.

El impacto en los empleados

Los datos de BetterUp revelan que el cambio inicial al trabajo híbrido y remoto afectó negativamente a aspectos importantes como la productividad, la resiliencia y el bienestar. Sin embargo, seis meses después, se observaron beneficios positivos a largo plazo en todos los modelos de trabajo.

Leer Más:  ¡Descubre las diferencias entre coaching y mentoring!

Mejoras en la productividad, la resiliencia y el bienestar

Independientemente del modelo de trabajo elegido, los miembros de BetterUp mostraron mejoras en la productividad, la resiliencia y el bienestar en comparación con los niveles previos al cambio.

Adaptación al cambio

Estos efectos no están ligados a una función laboral o modelo de trabajo específico, lo que sugiere que los beneficios positivos pueden estar relacionados con la adaptación al cambio en sí, más que con un modelo de trabajo concreto.

Consideraciones para las empresas

Las empresas deben considerar que el modelo de trabajo ideal puede variar según el individuo y la organización. Los datos muestran que cualquier modelo de trabajo puede conducir a resultados positivos. También es importante dar tiempo a los empleados para que se adapten a los cambios.

Flexibilidad y beneficios a largo plazo

Empoderar a los empleados con la flexibilidad de elegir lo que funciona mejor para ellos genera beneficios a largo plazo que no tienen por qué perjudicar a la empresa. Un enfoque equilibrado que combine la flexibilidad con los objetivos de la empresa puede hacer que el trabajo remoto, híbrido o presencial sea beneficioso para todos.

Subir