El bienestar personal afecta las relaciones interpersonales

  • Reconoce que tu bienestar afecta tus relaciones.
  • Aborda tus problemas de bienestar cuando los veas.
  • Toma descansos y pasos para mejorar tu bienestar.
  • Da un buen ejemplo mejorando tu equilibrio entre el trabajo y la vida personal.
  • Céntrate en la autoconciencia y la regulación emocional.
  • Desarrolla empatía y un interés genuino en los demás.
  • Establece límites y pide lo que necesitas para mantener tu bienestar.
  • Reconoce la ley de los rendimientos decrecientes y practica el autocuidado.

Un camino de doble vía

Cuando nuestro bienestar es bajo, todos los que nos rodean lo sienten. Llamamos a esto el efecto dominó negativo. Sin saberlo, socavamos el bienestar y el desempeño de los miembros de nuestro equipo y familiares, lo que provoca estrés y discordia adicionales.

Nuestra falta de bienestar estaba acabando con nuestras relaciones.

Ignorar su propio bienestar perjudica las relaciones personales y profesionales

Los pensamientos, las emociones y el cuerpo están interconectados. Es muy difícil lograr la regulación emocional sin abordar el bienestar. Debemos monitorear el bienestar y abordar el malestar y la angustia cuando los veamos.

Otra persona quería ser un líder más eficaz e inspirador, pero su equipo estaba agotado y desconectado. Se dio cuenta de que lo que realmente necesitaba era dar un buen ejemplo mejorando su propio equilibrio entre el trabajo y la vida personal. A medida que su bienestar mejoró, su equipo también informó sentirse más comprometido y con más energía.

El apoyo personalizado para el bienestar tuvo un impacto inmediato en las relaciones

Nos centramos en el bienestar mediante el fortalecimiento del autoconocimiento, el ejercicio de la regulación emocional, la empatía y el desarrollo de un interés genuino por los demás. Eso conduce a mejores relaciones interpersonales que contribuyen aún más a nuestro bienestar y al de las personas con las que colaboramos y que comparten nuestro espacio.

Leer Más:  La innovación de la IA en la terapia

Subir