El duelo: afrontando las pérdidas con resiliencia

Consejos para procesar el duelo:

  • Describe tu pérdida y las pérdidas asociadas.
  • Explora lo que es diferente ahora.
  • Visualiza tu vida futura.
  • Sé paciente contigo mismo.
  • Busca ayuda profesional si:
    • Tu salud mental o física se ve afectada.
    • Te sientes "atascado" en tu duelo.
  • Únete a grupos de apoyo para conectarte con otros que están pasando por una pérdida.

¿Qué es el duelo?

El duelo es la respuesta natural a una pérdida significativa, un proceso emocional, físico, mental y social que experimentamos todos los seres humanos. Puede abarcar desde la pérdida de un ser querido hasta la pérdida de un trabajo o un sueño incumplido.

Tipos de duelo y causas comunes

El duelo se manifiesta de diversas maneras debido a las distintas causas de la pérdida. Algunos tipos comunes de duelo incluyen:

  • Duelo normal o sin complicaciones:

    Es el que experimentan la mayoría de las personas tras una pérdida significativa, como la muerte de un ser querido. Suele durar entre 6 meses y 2 años y no interfiere con la vida diaria.

  • Duelo anticipado:

    Se experimenta antes de una pérdida prevista, como un diagnóstico terminal o un divorcio. Es importante reconocerlo como duelo, aunque la pérdida aún no se haya producido.

  • Duelo retrasado:

    Ocurre cuando no podemos procesar el duelo en el momento de la pérdida, ya sea por falta de apoyo o por no reconocerla como significativa.

  • Duelo complicado:

    Se caracteriza por sentimientos contradictorios hacia la pérdida, como el duelo por un padre distanciado o abusivo.

  • Duelo acumulativo:

    Se acumula con el tiempo debido a múltiples pérdidas en un corto periodo, incluso pequeñas pérdidas como la cancelación de eventos.

  • Duelo colectivo:

    Surge cuando una comunidad experimenta una pérdida o un cambio extremo, como un desastre natural o una pandemia.

  • Duelo privado:

    Se produce cuando la sociedad niega el derecho de una persona a sentir duelo por pérdidas ocultas o no reconocidas, como relaciones secretas o mascotas.

Leer Más:  Objetivos anuales: Una guía para tu crecimiento personal y profesional
Subir