El enigma de una vida plena: ¿Cómo encontrarle sentido?

  • Vive el momento presente.
  • Céntrate en lo que es importante para ti.
  • Sé amable con los demás y contigo mismo.
  • No guardes rencor.
  • Arriesga.
  • Dedica tiempo a tus pasiones.
  • Establece metas.
  • Elige bien a tus amigos.

¿Qué implica vivir una vida con propósito?

El concepto de una vida significativa varía según cada persona, lo que resulta tanto alentador como desalentador.

Por un lado, es reconfortante saber que el sentido de la vida está al alcance de la mano. Si puedes identificar tus valores, eres capaz de hallar dirección y plenitud en tu vida. Sin embargo, tu viaje es único para ti. Otros pueden ayudarte en el camino, pero solo tú puedes decidir qué le daría sentido a tu existencia.

Afortunadamente, no faltan recursos para orientarte en este trayecto. Eres libre de consultar innumerables religiones, filosofías y doctrinas para diseñar tu camino de vida ideal.

También puedes dialogar con alguno de los miles de estadounidenses que han respondido a esta pregunta por sí mismos. La mayoría de ellos hallaron sentido a través de su familia, carrera o a través de la obtención de riqueza.

Pero, aun cuando estos recursos sean útiles, el trabajo no termina allí. Alguien puede sugerir qué le da sentido a la vida, pero tú tienes que descubrir cómo esas lecciones encajan en tu propia existencia.

Por ejemplo, la religión puede enseñarte que ayudar a los demás te dará un propósito. Pero para que esto sea verdaderamente satisfactorio, tendrás que reflexionar sobre por qué ayudar a los demás es personalmente importante para ti, y tus razones para donar a organizaciones benéficas diferirán de las de otra persona.

Leer Más:  El conflicto entre el trabajo y la familia: Los padres trabajadores luchan por encontrar el equilibrio

Si esto te parece complicado, no te culpamos. Solo tú puedes definir cómo darle sentido a tu vida. Y, al hacerlo, aprenderás a enfocarte en las cosas que más importan, una lección fundamental para vivir una vida feliz y saludable.

No podemos decirte cómo vivir tu vida. Pero con suerte, podemos orientarte en la dirección correcta.

Cómo enriquecer tu vida

Independientemente de tu etapa de vida, hay algo que puedes hacer para descubrir qué es una vida con sentido para ti.

Aquí tienes algunas acciones que pueden orientarte en la dirección correcta:

1. Vive en el momento presente

¿Hace diez años pensabas que estarías donde estás ahora? Probablemente no. Tu vida está llena de giros y vueltas, cada uno tan impredecible como el anterior.

Y aquí tienes una primicia: tu viaje aún no ha terminado. Te quedan muchos giros en la trama por venir, y no sabes cuándo llegarán. No puedes controlar el futuro. Todo lo que puedes hacer es centrarte en el aquí y el ahora, trabajar duro y aceptar los cambios a medida que surjan.

2. Concéntrate en lo que es importante para ti

Ya sea un reclutador que te contacta en LinkedIn o un familiar que te pide un favor, a menudo parece que todos quieren un pedazo de ti.

Tienes que aprender a poner tu energía donde es importante, lo que requiere un continuo autodescubrimiento y autoconciencia. Si puedes identificar y nutrir las partes más importantes de tu vida, puedes dejar de lado los demás factores estresantes que te deprimen y regular mejor tus emociones.

3. Sé amable contigo mismo y con los demás

La ciencia lo confirma: ser amable con los demás se correlaciona fuertemente con llevar una vida feliz. Cada vez que le abres la puerta a alguien, le das las gracias al cajero o te ofreces como voluntario en tu refugio local, estás forjando conexiones que pueden mejorar tu bienestar emocional.

Leer Más:  Encuestas de Compromiso Laboral: La Clave para una Mano de Obra Motivada

Pero, a medida que impactas en la vida de las personas, es importante extender también la amabilidad hacia ti mismo. El cuidado personal adecuado puede ayudarte a evitar afecciones como el agotamiento del cuidador, que surge de sacrificar tu propia vida para servir a los demás. Establecer límites sólidos te ayudará a mantener tu salud mental e irradiar amabilidad durante años.

4. No guardes rencor

Para vivir una vida plena, debes aprender a perdonar a quienes te han hecho daño. De lo contrario, tus rencores te atarán al pasado como una bola y una cadena.

Algunas cosas son más fáciles de perdonar que otras. Dependiendo de la naturaleza de la ofensa, es posible que debas lamentar lo que la persona te quitó. Pero una vez que lo hagas, podrás continuar en tu camino hacia la realización.

5. Arriésgate

La vida es demasiado corta para no correr riesgos de vez en cuando. En todo caso, quedarse quieto es el mayor riesgo: si nunca intentas nada nuevo, es posible que nunca descubras tu propio sentido de significado.

Así que acepta ese trabajo, haz ese viaje y pídele a esa persona que salga contigo. Es posible que te sorprendas a ti mismo.

6. Dedica tiempo a tus pasiones

Dedicar tiempo a actividades que amas es el quid de una buena vida. Si tienes suerte, serás un apasionado de tu trabajo. Si no, podrías encontrar alegría en tu tiempo personal. Ya sea música, escalada en roca o correr, dedicar tiempo a tus intereses te ayuda a encontrar sentido.

7. Establece metas

Incluso si no puedes controlar el futuro, puedes establecer hitos para darte un sentido de dirección. Idealmente, tus metas a largo plazo estarían directamente relacionadas con tus creencias, valores y visión general de tu vida. Por ejemplo, si valoras la familia: "Quiero comprar una casa y tener un hijo en los próximos cinco años".

Leer Más:  ¡La Gran Renuncia no muestra signos de desaceleración!

Tus metas a corto plazo pueden ayudarte a acercarte a esta visión general. Por ejemplo: "En el próximo año, quiero aumentar mis ingresos a $100,000 por año para poder pagar una casa".

Es posible que tus metas a corto plazo no siempre funcionen. Como dijimos anteriormente, la vida te depara sorpresas. Pero pueden, al menos, mantenerte orientado en la dirección correcta, para que siempre estés trabajando hacia una vida que sea significativa para ti.

8. Elige a tus amigos sabiamente

Eres la compañía que tienes. Si tus "amigos" te menosprecian regularmente, cuestionan tus decisiones o te desaniman de perseguir tus sueños, probablemente no valga la pena conservarlos. Es importante rodearte de personas que te apoyarán cuando lo necesites y te ayudarán a convertirte en la persona que quieres ser.

Subir