El estrés financiero: una carga para tu salud y bienestar

Consejos para lidiar con el estrés financiero:

  • Cálmate.
  • Elabora un plan.
  • Pide ayuda.
  • Practica la atención plena.

Consejos para prevenir el estrés financiero:

  • Crea un presupuesto.
  • Reduce tus gastos.
  • Encuentra formas de ganar dinero extra.
  • Inicia un fondo de emergencia.
  • Empieza poco a poco.
  • Sé amable contigo mismo.

¿Qué es el estrés financiero?

El estrés financiero es un estado de preocupación, ansiedad o tensión emocional relacionado con el dinero, las deudas y los gastos actuales o venideros. El dinero es una de las fuentes de estrés más universales.

Síntomas del estrés financiero

Los síntomas del estrés financiero son similares a los de la ansiedad y otros tipos de estrés, pero alteran nuestros pensamientos, sentimientos y comportamientos en torno al dinero. Presta atención a estos síntomas, ya que pueden indicar que los problemas financieros están afectando tu vida:

  • Síntomas de ansiedad, como falta de aliento y taquicardia al pensar en dinero
  • Evitar llamadas telefónicas, correos y contacto con acreedores
  • Cancelar planes sociales y evitar amigos
  • Sentimientos de vergüenza o bochorno
  • Sensación de pérdida de control sobre tus finanzas o incapacidad para mantenerlas
  • Enfado o irritabilidad con personas involucradas en tus finanzas, como un familiar con quien compartes gastos o un gerente en el trabajo que determina tu aumento
  • Preocupación, inquietud o desesperanza sobre el futuro

Cómo afrontar el estrés financiero

Si te sientes abrumado por el estrés financiero, lo primero que debes hacer es controlar los sentimientos estresantes. La ansiedad tiende a robarnos el autocontrol y la capacidad de encontrar soluciones. Aquí tienes algunas formas de combatir el estrés financiero:

  1. Cálmate: Es probable que no cambies tu situación financiera en un minuto o dos, pero ciertamente puedes cambiar tu perspectiva y tu nivel de estrés inmediato. Cálmate comiendo un pequeño refrigerio, bebiendo un vaso de agua o respirando profundamente unas cuantas veces. Si necesitas desahogarte, comparte tus preocupaciones financieras con un amigo de confianza.
  2. Haz un plan: El estrés financiero a menudo nos hace evitar nuestras finanzas, correo, cuentas bancarias y todo lo relacionado con el dinero. Sin embargo, puedes recuperar el control enfrentándote a tu dinero de frente. Analízalo y trata de identificar qué te está estresando. ¿Es una cuenta bancaria sobregirada, una deuda de tarjeta de crédito, el miedo a perder el trabajo o una compra próxima? ¿Cómo puedes hacer que ese asunto se sienta más manejable?
  3. Pide apoyo: ¿Tienes un amigo que es bueno haciendo presupuestos? Pídele ayuda. Lee blogs y libros sobre finanzas personales y administración del dinero para sentirte más seguro y en control. Averigua si puedes compartir ciertos gastos con un familiar o pídele a un amigo creativo que te ayude a encontrar formas de ganar más dinero.
  4. Practica la atención plena: Lidiar con el estrés financiero es un desafío doble. Hay que lidiar con el dinero y luego con el estrés. Practicar ejercicios de atención plena, como la respiración, el yoga o la meditación, es una excelente manera de combatir los sentimientos de ansiedad, y es gratis.
Leer Más:  Las Estructuras Organizativas: Una Guía para Elegir la Adecuada

Subir