El liderazgo relacional: Priorizando las conexiones humanas para el éxito organizacional

Consejos para el usuario para demostrar liderazgo relacional:

  1. Lidera con el ejemplo.
  2. Conoce a tus empleados.
  3. Desarrolla un programa de tutoría.
  4. Construye una cultura de apoyo en el lugar de trabajo.
  5. Crea una visión compartida.
  6. Muestra empatía, humor y gratitud.

¿Qué es el modelo de liderazgo relacional?

El modelo de liderazgo relacional se centra en las relaciones entre los líderes y sus empleados. Los líderes relacionales consideran que las conexiones humanas son el pegamento invisible que mantiene unidos a los equipos y las organizaciones. Para implementar este estilo de liderazgo de manera adecuada, se deben tomar medidas para fortalecer los lazos profesionales, apoyarlos y aprovecharlos para alcanzar los objetivos organizacionales.

Los 5 componentes del liderazgo relacional

Para implementar con éxito y fomentar un modelo de liderazgo centrado en las relaciones en la organización, estos son los cinco componentes que se deben practicar:

1. Inclusión

Los líderes relacionales fomentan un sentido de pertenencia entre los miembros del equipo creando una atmósfera que valora la diversidad y da la bienvenida a diferentes perspectivas. Estos líderes tienden a tener un estilo de liderazgo democrático en lugar de imponer sus propios puntos de vista, y ven a cada miembro del grupo, sin importar cuán joven sea, desempeñando un papel importante en el equipo.

2. Empoderamiento

Los líderes relacionales confían en que sus empleados trabajen de forma independiente y pidan ayuda cuando sea necesario. Delegan de una manera que demuestra confianza en las habilidades de los miembros del equipo y se abstienen de la microgestión. Este enfoque es valioso: los investigadores han descubierto que este tipo de liderazgo empoderador mejora el desempeño individual y del equipo, la creatividad y el comportamiento organizacional. Los líderes relacionales también se dan cuenta de que el empoderamiento y la autonomía deben venir en el contexto del bien mayor del equipo. El ex director ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, por ejemplo, creó deliberadamente una cultura de "libertad y responsabilidad" en la que confiaba en su personal para tomar las decisiones correctas y al mismo tiempo los alentaba a considerar cómo su toma de decisiones afectaba a la empresa.

Leer Más:  La ansiedad y la falta de concentración: ¡Recupere su enfoque!

3. Propósito

Los líderes relacionales alinean su enfoque de liderazgo con su sentido personal de propósito, lo que les permite guiar a su equipo a través de situaciones difíciles con mano segura. Este fuerte sentido de propósito también unifica al equipo y crea un terreno común que aumenta la eficiencia y la productividad de las discusiones grupales.

4. Comportamiento ético

Las relaciones sólidas se basan en la confianza, y la confianza solo florece en un entorno justo. Eso significa que el liderazgo relacional también es liderazgo ético. Los líderes relacionales demuestran honestidad, integridad y humildad en sus tratos con las partes interesadas dentro y fuera de la organización. Las decisiones éticas de estos líderes impactan poderosamente el bienestar de los empleados, reducen los costos comerciales y mejoran el rendimiento.

5. Orientación al proceso

Si bien los líderes relacionales establecen metas de desempeño para sus equipos, no tienen una mentalidad de "resultados a toda costa". En cambio, su objetivo es lograr resultados sin sacrificar el bienestar de nadie. Esta atención al proceso sobre el resultado los hace más flexibles, ya que es probable que noten cuando algo no está funcionando. Luego pueden consultar con los trabajadores de primera línea sobre el cambio de estrategias.

Subir