Entrevistas estructuradas: Una guía para entrevistadores y candidatos

  • Compartir la estructura: Proporcionar a los candidatos una descripción general de la entrevista con anticipación.
  • Añadir claridad y contexto: Hacer preguntas relevantes a las habilidades y experiencia mencionadas en la descripción del puesto.
  • Calificar inmediatamente: Tomar notas y calificar las respuestas de los candidatos después de la entrevista.
  • Destacar los valores: Hacer preguntas que exploren la alineación del candidato con los valores de la organización.
  • Usar diferentes tipos de preguntas: Utilizar preguntas específicas del puesto, preguntas de comportamiento y preguntas situacionales.

Ventajas para los entrevistadores

  • Ahorro de tiempo: La estandarización reduce el tiempo de preparación y facilita la comparación de candidatos.
  • Mejor ajuste: Brinda a los candidatos información previa, lo que les permite evaluar la idoneidad del puesto.
  • Evita preguntas redundantes: El plan de entrevistas estructurado garantiza que se cubran todos los aspectos relevantes.

Ventajas para los candidatos

  • Elimina el factor sorpresa: Recibir un esquema de la entrevista reduce la ansiedad y permite una mejor preparación.
  • Enfoque en detalles importantes: El esquema guía a los candidatos hacia las respuestas más relevantes.
  • Limita el sesgo inconsciente: Las preguntas estandarizadas garantizan que todos los candidatos sean evaluados de manera justa.

Desventajas de las entrevistas estructuradas

  • Flexibilidad limitada: Las entrevistas estructuradas pueden limitar la capacidad de explorar más a fondo las fortalezas de los candidatos.
  • Sentimiento de repetición: Hacer las mismas preguntas a varios candidatos puede resultar repetitivo.
  • Falta de personalización: Las preguntas estructuradas pueden no reflejar las habilidades y experiencias únicas de cada candidato.
Leer Más:  Un plan de 10 años: Guía paso a paso para diseñar tu futuro

Entrevistas estructuradas vs. no estructuradas

Las entrevistas estructuradas se enfocan en preparar a los candidatos y brindar una mejor comprensión de su desempeño, mientras que las entrevistas no estructuradas permiten una exploración más flexible y abierta. Por lo general, las entrevistas estructuradas se utilizan en las etapas iniciales del proceso de contratación, mientras que las entrevistas no estructuradas se reservan para las etapas finales.

Mejores prácticas para entrevistas estructuradas

  • Comparte la estructura: Proporciona a los candidatos un esquema de la entrevista con anticipación.
  • Añade claridad y contexto: Formula preguntas relevantes basadas en la descripción del puesto.
  • Califica de inmediato: Toma notas y califica las respuestas de los candidatos después de cada entrevista.
  • Destaca tus valores: Incorpora preguntas que evalúen la alineación de los candidatos con la cultura y los valores de la empresa.

Subir