Gaslighting: El abuso psicológico que te hace dudar de tu realidad

Consejos para hacer frente al acoso psicológico en el lugar de trabajo:

  • Confirma que se trata de acoso psicológico: Utiliza las señales descritas en el artículo para determinar si estás siendo acosado psicológicamente.
  • Documenta el comportamiento del acosador: Toma capturas de pantalla de mensajes, toma notas de interacciones y registra llamadas.
  • Busca apoyo y céntrate en el cuidado personal: Habla con un amigo, familiar o terapeuta de confianza. Practica el diálogo interno positivo para contrarrestar las dudas sobre ti mismo.
  • Reúnete con el acosador: Confronta al acosador de forma directa pero no acusatoria. Proporciona ejemplos específicos de su comportamiento.
  • Si todo lo demás falla, informa del problema a tus superiores o a RR. HH.: Presenta todas las pruebas que has reunido y solicita su apoyo para resolver el problema.

¿Qué es exactamente el gaslighting?

El gaslighting es una manipulación psicológica que te hace cuestionar tu propia versión de los hechos, incluso tu propia cordura. Los gaslighters (los que practican el gaslighting) utilizan tácticas como negar eventos pasados, minimizar tus emociones o recontar los hechos de manera que te culpen a ti.

¿De dónde proviene el término “gaslighting”?

La palabra proviene de una obra de teatro de 1938 llamada "Gaslight", en la que el marido convence gradualmente a su mujer de que se está volviendo loca.

Leer Más:  Tomorrowmind: El futuro del liderazgo

¿Cuáles son los rasgos de personalidad de los gaslighters?

Los gaslighters tienden a compartir algunos rasgos comunes:

  • Alta capacidad de manipulación
  • Baja autoestima o valor propio
  • Inseguridades, que disimulan señalando constantemente los defectos de los demás
  • Control excesivo
  • Tendencias narcisistas

Señales de gaslighting en el lugar de trabajo

  • Escuchas comentarios negativos persistentes sobre tu desempeño
  • Oyes al presunto gaslighter decir cosas negativas sobre ti en público
  • Oyes chismes negativos y falsos sobre ti
  • Te encuentras cuestionando tu percepción de la realidad en el trabajo
  • El presunto gaslighter menosprecia tus emociones, esfuerzos o percepciones
  • Te excluyen de reuniones o eventos relevantes o necesarios para tu trabajo

Ejemplos de gaslighting en el trabajo

  • Falsos recuerdos: El gaslighter niega eventos pasados o te hace sentir que te estás confundiendo.
  • Defensividad: Cuando planteas un problema o intentas defenderte, el gaslighter se pone a la defensiva y te acusa de ser demasiado sensible o de estar equivocado.
  • Falsos ánimos en momentos extraños: El gaslighter te ofrece apoyo justo cuando estás a punto de romperte, para hacerte sentir mejor y confundirte.
  • Mentiras sobre pequeñas cosas: El gaslighter miente sobre cosas pequeñas, como tomar tus pertenencias sin permiso, para hacerte dudar de tu memoria.
  • Simulación de ayuda: El gaslighter te dice que está trabajando en algo para ti, pero en realidad no lo ha empezado.
  • Minimización: El gaslighter te dice que no es importante faltar a una reunión o que tus preocupaciones son exageradas.
  • Decir una cosa y hacer otra: El gaslighter dice una cosa y luego actúa de otra manera, dejando claro que no puedes confiar en sus palabras.

Cómo lidiar con el gaslighting en el trabajo

  1. Confirma que realmente es gaslighting
  2. Documenta el comportamiento del gaslighter
  3. Busca apoyo y céntrate en el cuidado personal
  4. Reúnete con tu gaslighter
  5. Si todo lo demás falla, lleva el problema a los superiores o a recursos humanos
Leer Más:  ¡Mantente informado con los Mensajes de Ausencia de Oficina!

Subir