¡Guía completa para dominar los recordatorios por correo electrónico!

  • Espera un tiempo razonable: Considera la importancia y urgencia de la solicitud antes de enviar un recordatorio.
  • Sé claro y conciso: Indica claramente el propósito del recordatorio y la acción deseada.
  • Personaliza el correo electrónico: Saluda al destinatario por su nombre y menciona detalles específicos de la solicitud original.
  • Sé amable y profesional: Utiliza un tono amistoso y respetuoso, evitando sonar exigente o impaciente.
  • Ofrece opciones de comunicación: Proporciona diferentes formas para que el destinatario se comunique contigo, como correo electrónico, teléfono o videollamada.
  • Sé consciente del tono: Adapta el tono del correo electrónico al destinatario y la naturaleza de la solicitud.
  • Evita disculparte: En lugar de disculparte por enviar un recordatorio, expresa empatía o reconoce que el destinatario puede estar ocupado.
  • Proporciona un plazo: Indica un plazo claro para la respuesta esperada.
  • Ofrece asistencia: Hazle saber al destinatario que estás dispuesto a ayudar si necesita más información o asistencia.
  • Agradece al destinatario: Muestra agradecimiento por su tiempo y consideración, incluso si aún no has recibido una respuesta.

¿Qué es un correo electrónico de recordatorio?

Un correo electrónico de recordatorio es un mensaje de seguimiento que se envía a alguien que no ha respondido a un correo electrónico o solicitud anterior. Generalmente, estos correos electrónicos se envían por dos razones:

  • Para recordar un evento próximo, como una entrevista de trabajo, una cita o una fecha límite.
  • Para recordar que algo debe suceder, como un pago, una tarea o un seguimiento de los comentarios.
Leer Más:  ¡Desata el Poder de tu Mente: El Diario de Manifestación!

Consejos para elaborar un correo electrónico de recordatorio profesional

Un correo electrónico de recordatorio exitoso debe ser breve, profesional y amigable para alentar al destinatario a responder y proporcionarle la información que necesita.

  • Ve al grano: Evita las instrucciones poco claras o las charlas triviales que puedan distraer a tu lector y animarlo a posponer la respuesta.
  • No te disculpes: Las personas suelen responder mejor a la confianza. Omite las disculpas y ofrece empatía en su lugar, como "Puede que te hayas perdido mi mensaje anterior" o "Subo esto en tu bandeja de entrada".
  • Ofrece una solución: La claridad es clave: hazle saber al lector exactamente qué necesita hacer. Esto evitará que se pierdan o se sientan confundidos acerca de tus expectativas, lo que podría prolongar su respuesta.
  • Promueve la comunicación: Es posible que no respondan porque están ocupados o no tienen la información necesaria. Dales oportunidades de hacer un seguimiento, como proporcionar tu número de teléfono para llamar o enviar un mensaje de texto, programar una llamada telefónica o preguntar cuándo es el momento perfecto para que te acerques a su escritorio.

Cómo enviar un correo electrónico de recordatorio amigable a la antigua

  • Asunto: Sigue con [situación]
  • Saludo: Estimado/a [nombre del destinatario],
  • Introducción: Espero que este correo electrónico te encuentre bien. Estoy siguiendo con [explica brevemente la situación] que envié el [fecha].
  • Cuerpo: ¿Puedes hacérmelo saber antes de [fecha límite]? Si necesitas información adicional o ayuda de mi parte, no dudes en preguntar.
  • Cierre: ¡Que tengas un gran día!
  • Atentamente: [Tu nombre]

Subir