Hard skills versus soft skills: Diferencias y su importancia

  • Identifica las habilidades específicas del puesto: Revisa cuidadosamente la descripción del puesto y determina las habilidades duras necesarias para sobresalir.
  • Muestra las habilidades sociales durante el proceso de contratación: Destaca cómo has utilizado las habilidades sociales para lograr resultados en la sección de experiencia laboral de tu currículum y durante tu entrevista.
  • Utiliza métricas: Siempre que sea posible, utiliza números para demostrar claramente tu valor a los reclutadores o gerentes de contratación.
  • Sé consistente: Toda la documentación que proporciones a un posible empleador debe argumentar tu caso como el mejor candidato.
  • Ve más allá: Investiga el propósito, la misión y la visión de la empresa y presta atención a los valores fundamentales que no aparecen en la publicación de empleo.
  • Prepárate para dar ejemplos: Siempre ten ejemplos precisos para respaldar estas habilidades en una entrevista.

¿Qué son las hard skills y las soft skills?

Las hard skills son habilidades técnicas y concretas que se adquieren mediante formación y experiencia práctica. Ejemplos: programación, idiomas extranjeros, manejo de herramientas de IA.

Las soft skills son habilidades personales y sociales que influyen en cómo interactuamos y trabajamos con los demás. Ejemplos: inteligencia emocional, resolución de problemas, trabajo en equipo.

¿Por qué es importante desarrollar tanto hard skills como soft skills?

Según LinkedIn, las hard skills captan la atención de los reclutadores, pero las soft skills son las que cierran el trato. Aunque las hard skills son esenciales para realizar el trabajo, las soft skills complementarias hacen que los compañeros de trabajo disfruten trabajando contigo.

Leer Más:  Objetivos para 2024: Crea un año excepcional

Ejemplos de hard skills y soft skills complementarias:

  • Sanidad: Hard skills: Diagnóstico y tratamiento de pacientes; Soft skills: Empatía.
  • Gestión de proyectos: Hard skills: Presupuesto, evaluación de riesgos; Soft skills: Gestión de conflictos, adaptabilidad.
  • Trabajo independiente: Soft skills: Automotivación, comunicación efectiva.

5 ejemplos de soft skills que vale la pena perfeccionar

  • Resolución de problemas: Encontrar soluciones efectivas demuestra iniciativa y habilidades de pensamiento crítico.
  • Gestión del tiempo: Priorizar tareas y cumplir plazos muestra fiabilidad y ética de trabajo.
  • Comunicación: Expresarse claramente promueve la confianza, establece expectativas y fomenta la colaboración.
  • Escucha activa: Prestar atención plena demuestra empatía y facilita conversaciones significativas.
  • Toma de decisiones: Combinar el pensamiento crítico y la autoconciencia mejora la toma de decisiones y conduce a mejores elecciones.

5 ejemplos de hard skills que vale la pena aprender

  • Software de oficina: Especialmente Microsoft Excel, PowerPoint, Outlook y Word.
  • Lenguajes de programación: Python, Java, HTML.
  • Optimización de motores de búsqueda (SEO): Mejorar las clasificaciones de búsqueda.
  • Análisis de datos: Obtener información sobre datos estadísticos.
  • Redes sociales: Conocer las tendencias, algoritmos y la participación de la audiencia.

Cómo incluir las hard skills y las soft skills en un currículum

  • Identifica las hard skills requeridas para el puesto y enumera tus competencias relevantes.
  • Destaca las soft skills utilizadas para lograr resultados en la sección de experiencia laboral.
  • Utiliza métricas para demostrar tu valor.
  • Sé consistente en todos los documentos de solicitud de empleo.
  • Investiga los valores de la empresa y adapta tus soft skills en consecuencia.

Subir