La humildad: una cualidad esencial para los líderes

Consejos para desarrollar la humildad como líder:

  • Pide ayuda cuando la necesites.
  • Admite tus errores y perdona los errores de otros.
  • Adopta una mentalidad de crecimiento y permanece abierto a nuevas ideas.
  • Prioriza las necesidades de tu equipo.
  • Practica la inclusión y reconoce a los miembros del equipo.
  • Celebra los logros y contribuciones de los demás.
  • Asúmete la responsabilidad cuando las cosas salgan mal.
  • Busca constantemente formas de mejorar y seguir aprendiendo.

¿Qué es la humildad en el liderazgo?

La humildad, según la Asociación Estadounidense de Psicología, se caracteriza por un bajo enfoque en uno mismo, un sentido preciso (ni exagerado ni subestimado) de los logros y el valor de uno, y un reconocimiento de las propias limitaciones, imperfecciones, errores y lagunas en el conocimiento, entre otros factores.

Esencialmente, la humildad es la capacidad de verse a sí mismo tal como es, reconociendo sus fortalezas y éxitos, pero también sus debilidades y limitaciones. Esto puede ser muy útil para un líder, ya que evita que asuma que siempre tiene la respuesta o conoce el mejor camino a seguir, lo que puede tener un impacto negativo en su negocio y su equipo. En cambio, un líder humilde reconoce cuándo y dónde puede necesitar ayuda o información externa.

¿Por qué es tan importante la humildad en los líderes?

La humildad es una habilidad esencial en un puesto de liderazgo debido a varias razones:

  • Hace al líder más accesible y afable para su equipo: Cuando un líder demuestra humildad, se vuelve más accesible y cercano para su equipo, lo que ayuda a crear una cultura de inclusión y pertenencia.
  • Facilita la innovación: Los líderes humildes están más abiertos a las ideas y perspectivas de los demás. Al apreciar y aprovechar las ideas de otros, generan mejores soluciones y fomentan la innovación.
  • Gana influencia: Según una investigación publicada en Harvard Business Review, los empleados se sienten más atraídos por los líderes humildes. Consideran que los líderes que se subestiman son más efectivos que los que se sobreestiman. En otras palabras, los empleados respetan más a un líder humilde que a uno arrogante o demasiado confiado, lo que puede ayudar al líder a ganar influencia dentro de su equipo.
  • Conduce a mejores resultados: La humildad impulsa mejores resultados, según una investigación publicada en Journal of Management. El liderazgo humilde inspira equipos más efectivos, mayor colaboración y más flexibilidad.
Leer Más:  Agilidad en los negocios (y en el baloncesto)

Subir