La importancia de la hidratación: mantén tu mente y cuerpo saludables

  • Bebe líquidos durante todo el día, incluso cuando no tengas sed.
  • Lleva una botella de agua contigo o tenla siempre en tu escritorio.
  • Da sabor a tu agua con fruta fresca, bolsitas de sabor o zumo de frutas.
  • Come fruta y verdura fresca rica en agua.
  • Protégete de las temperaturas extremas.
  • Cuida de ti mismo si tienes diarrea, fiebre o vómitos.

¿Por qué es importante la hidratación?

La hidratación es esencial para el bienestar general y para mantener un cuerpo sano. El agua constituye aproximadamente el 50-60% del peso corporal y juega un papel crucial en numerosas funciones corporales, como:

  • Regular la temperatura corporal
  • Lubricar las articulaciones y los tejidos
  • Transportar nutrientes y oxígeno a las células
  • Eliminar los residuos
  • Ayudar a la digestión
  • Mantener los vasos sanguíneos y el flujo sanguíneo saludables
  • Reponer la pérdida de agua
  • Prevenir el estreñimiento
  • Normalizar la presión arterial
  • Mantener un equilibrio electrolítico adecuado
  • Promover un mejor sueño y un despertar renovado

10 síntomas de deshidratación

Cuando el cuerpo carece de agua, es probable que sientas los efectos en forma de molestias o dolor. Aquí tienes 10 signos comunes de deshidratación leve:

  • Boca seca
  • Fatiga física o mental
  • Calambres musculares
  • Dolores de cabeza
  • Sed excesiva
  • Piel seca
  • Mareos
  • Cansancio
  • Sudoración u orina menos frecuentes de lo habitual
  • Orina oscura

Signos de deshidratación grave

Si no se detectan los signos tempranos de deshidratación, puede poner en peligro la vida. Acude a un profesional de la salud de inmediato si crees que estás experimentando una deshidratación grave.

  • Confusión
  • Descenso de la presión arterial que provoca desmayos
  • Falta de orina
  • Respiración y latidos cardíacos rápidos
Leer Más:  Desarrolla tu inteligencia emocional: la habilidad clave para el éxito personal y profesional

¿Cuál es la mejor manera de hidratarse? 7 métodos

Mantenerse hidratado requiere un equilibrio de hábitos saludables y escuchar las señales del cuerpo. A continuación, te presentamos siete formas de mantenerte hidratado:

  • Agua: La forma más eficaz de mantenerse hidratado es aumentar el consumo de agua.
  • Electrolitos: Los electrolitos son minerales que controlan el equilibrio de líquidos del cuerpo. Puedes encontrar electrolitos en bebidas deportivas o tabletas, o puedes añadir sal al agua después de sudar excesivamente por el calor o el ejercicio.
  • Café y té: Aunque la cafeína es un diurético, beber café o té con moderación puede hidratarte de forma similar al agua y aumentar tu energía.
  • Leche: La leche contiene electrolitos que pueden ayudar al equilibrio de líquidos del cuerpo.
  • Frutas y verduras: Las frutas y verduras frescas son los alimentos que suelen proporcionar un mayor contenido de agua.
  • Soluciones de rehidratación oral: Una de las mejores maneras de hidratarse cuando se está enfermo es con una solución de rehidratación oral (como Pedialyte).
  • Otros líquidos: Si beber ocho vasos de agua te parece excesivo, hay otros líquidos que puedes incorporar a tu dieta para mantenerte hidratado, como el agua de coco o los zumos de fruta naturales.

6 consejos para mantenerse hidratado

Para evitar los efectos nocivos de la deshidratación, es ideal ser proactivo. Aquí tienes seis formas de prevenir la deshidratación:

  • Bebe líquidos durante todo el día: La sed es la señal de advertencia del cuerpo de que necesita más líquidos.
  • Practica la disciplina: Llevar una botella de agua en el bolso o tenerla siempre en el escritorio es una buena manera de visualizar tu consumo diario de agua.
  • Da sabor a tu agua: Si necesitas un extra de sabor para animarte a beber líquidos, mezcla el agua con fruta fresca, sobres de sabor o zumo de frutas.
  • Picotea fruta y verdura fresca: Agrega frutas y verduras ricas en agua a tu lista de la compra para crear nuevos hábitos de picoteo.
  • Protégete del clima extremo: Cuando las temperaturas son abrasadoras, ajusta tu horario para evitar estar al aire libre durante las horas más calurosas.
  • Cuídate: La diarrea, la fiebre y los vómitos provocan pérdidas de líquidos que pueden deshidratarte. Si estás enfermo, bebe líquidos adicionales para evitar la deshidratación que te hará sentir peor.
Leer Más:  La motivación extrínseca: cómo saca lo mejor de ti

Subir