La productividad: un factor crucial para el éxito personal y empresarial

Consejos para aumentar la productividad:

  • Gamifica tus tareas: Convierte el cumplimiento de tu lista de tareas en un reto e involucra a tus compañeros de trabajo.
  • Toma descansos: Aunque el trabajo profundo puede ser efectivo, tomar descansos nos ayuda a ser más productivos. Utiliza la técnica Pomodoro para recordarte alejarte de tu escritorio, estirarte y refrescar tu mente.
  • Evita las distracciones: Aunque puede ser más fácil decirlo que hacerlo, alejarte de las distracciones te ayudará a ser más productivo. Pon tu teléfono en "modo trabajo", silencia las notificaciones del chat o déjalo fuera de tu vista para minimizar las interrupciones.
  • Define tus objetivos: Saber cuáles son tus objetivos te ayudará a mantenerte centrado y a hacer más cosas. Mantén tus objetivos en mente y crea una lista de tareas a corto plazo que se centre en un objetivo general para mantenerte motivado.
  • Descubre cuándo eres más productivo: Haz un seguimiento de tu actividad diaria y reflexiona sobre cómo te sientes con la calidad y el valor del resultado para ver cuándo eres más productivo. No te limites a mirar el seguimiento de la actividad como medida de productividad. Este tipo de informes de herramientas de productividad pueden ser un punto de partida útil para entender tu propia productividad.
  • Comunícate con tu equipo: No tienes que resolverlo todo por tu cuenta. Aprende a delegar y colaborar. Pide ayuda y trabajad juntos. Cuando tienes una mentalidad de eficiencia, podrías pensar que hacerlo tú mismo es más eficiente y productivo que tomarte el tiempo de involucrar a otros. Contactar con un miembro del equipo puede ayudarte a obtener mejores respuestas rápidamente y, en última instancia, a crear más valor. Un mensaje rápido o una llamada telefónica pueden ser todo lo que necesitas para seguir avanzando.
Leer Más:  9 estrategias de retención de empleados que realmente funcionan

¿Qué es la productividad?

La productividad es una medida de la eficiencia con la que una persona, máquina, fábrica, sistema, etc., convierte los insumos en productos útiles. Es un tema candente en la actualidad. Para muchos, la productividad es un bien absoluto, un objetivo evidente tanto para nosotros mismos como para las organizaciones en las que trabajamos. Se siente como una insignia de honor, y nuestro sentido de productividad puede parecer un reflejo directo de nuestro éxito en la vida. Pero, para todos los que hablan de ello, no todos tendemos a compartir una comprensión de lo que significa productividad.

La verdad es que tachar nuestra lista de tareas no es lo que significa productividad. Si bien la productividad personal contribuye a la productividad empresarial, estos dos tipos de productividad se definen de manera muy diferente. Cuando usted y su jefe tienen definiciones diferentes de lo que es productivo en el lugar de trabajo, las cosas pueden volverse confusas. Y poco productivas.

En este artículo, exploraremos qué es la productividad y cómo ha cambiado esa definición, cómo funciona para usted y su organización y cómo ser más productivo.

¿Por qué es importante la productividad?

Fomentar la productividad de los empleados que impulsa los resultados comerciales es una parte esencial del éxito empresarial. Y también tiene un impacto positivo en los empleados.

Para las empresas: El crecimiento de la productividad significa la salud y el crecimiento de la empresa. Una empresa productiva puede expandirse, ofreciendo nuevos servicios y potencialmente bajando precios.

Leer Más:  Organizaciones Ágiles: La Clave para la Resiliencia y el Crecimiento

Para los empleados: La productividad es importante porque permite a las personas progresar hacia su máximo potencial. Ser productivo nos permite gestionar nuestro trabajo, vida familiar, aficiones y compromisos familiares con facilidad y tranquilidad.

Subir