La regla 7-38-55: el lenguaje corporal influye más que las palabras

Consejos para el usuario

  • Utiliza refuerzos positivos, como sonrisas, contacto visual y asentimientos.
  • Presta atención al engaño y a las incongruencias entre las señales verbales y no verbales.
  • Comienza con buen pie estableciendo un contacto visual y presentándote cortésmente.
  • Usa tu voz de forma efectiva proyectándola, modulándola y adecuando su ritmo.
  • Reúnete siempre en persona para evitar malentendidos.
  • Elige un entorno adecuado para las negociaciones, evitando distracciones y sobrecarga sensorial.
  • Solicita comentarios para mejorar tus habilidades de comunicación no verbal.

La importancia del lenguaje corporal en la comunicación y negociación

En la comunicación diaria, el lenguaje corporal juega un papel crucial. Los gestos, el tono de voz y la postura transmiten emociones y actitudes, influyendo en cómo nos perciben los demás. Según la regla 7-38-55, el impacto de la comunicación verbal y no verbal se divide en:

  • 7% palabras habladas: El contenido del mensaje.
  • 38% tono de voz: El volumen, el ritmo y la entonación.
  • 55% lenguaje corporal: Gestos, expresiones faciales y postura.

Usando la regla 7-38-55 para negociar mejor

Al prestar atención a tu lenguaje corporal y tono de voz, puedes mejorar tu capacidad de negociación. Aquí tienes siete consejos:

  1. Usa refuerzos positivos: Sonríe, establece contacto visual y asiente para mostrar que estás escuchando activamente.
  2. Presta atención al engaño: Si las palabras y el lenguaje corporal de alguien no coinciden, es posible que esté ocultando información.
  3. Comienza con fuerza: Crea una buena primera impresión con contacto visual, una sonrisa cálida y una presentación cortés.
  4. Usa tu voz: Proyecta tu voz, modula tus palabras y controla el ritmo de tu discurso para que tu mensaje sea claro y entretenido.
  5. Reúnete en persona: Evita la comunicación escrita para mensajes importantes, ya que puede generar malentendidos.
  6. Elige el entorno adecuado: Evita los lugares abarrotados o con ruidos fuertes que puedan dificultar la concentración.
  7. Pide comentarios: Pide a compañeros de trabajo, amigos o familiares que te den comentarios constructivos sobre tu lenguaje corporal y tono de voz.
Leer Más:  El Coaching: Una Herramienta Valiosa para Todos los Empleados

Subir