Las banderas verdes y rojas en las relaciones: guía para navegar el camino del amor

  • Presta atención a las señales de advertencia (red flags) en las relaciones, como el narcisismo, la codependencia y la falta de confianza.
  • Busca señales positivas (green flags) en las relaciones, como la capacidad de expresar y discutir emociones, la comodidad para hablar de problemas, la disculpa genuina, el respeto por los límites y el interés en hacer planes futuros.
  • Considera tus propios comportamientos y busca formas de mejorar las áreas problemáticas que puedan estar causando tensiones en las relaciones.
  • Busca ayuda profesional de un terapeuta o consejero de relaciones si tienes dificultades para identificar o abordar las señales de advertencia en tus relaciones.

¿Qué significa “bandera verde”?

En el lenguaje de las relaciones, las banderas verdes son señales positivas que indican que una relación tiene potencial para el éxito a largo plazo. Estas banderas nos dan información sobre el carácter, la apertura, los valores y más de alguien. Saber reconocer las banderas verdes nos permite sentirnos más seguros de que vamos en la dirección correcta y tomar medidas para fortalecer una relación en ciernes.

¿Cuáles son algunas banderas verdes en las relaciones?

Las banderas verdes se manifiestan en comportamientos saludables y oportunidades para conexiones más profundas. Aquí hay 11 indicadores positivos de una buena relación:

1. Puedes expresar y discutir emociones

Una pareja que se siente cómoda hablando de sus emociones es una gran bandera verde. A pesar de la incomodidad a corto plazo, tener conversaciones difíciles con amabilidad y honestidad fortalecerá tu relación. Ser vulnerable generalmente indica que alguien está dispuesto a profundizar tu conexión. También podría indicar que estás creando un espacio que los hace sentir seguros para compartir, lo cual también es una bandera verde.

Leer Más:  Responsabilidad vs. rendición de cuentas: distinciones y ejemplos en el lugar de trabajo

2. Puedes tener conversaciones difíciles sobre la relación

Más allá de simplemente comunicar tus sentimientos, las relaciones sólidas se basan en poder discutir esa relación. Todos cometemos errores y tenemos desacuerdos. La diferencia entre una relación saludable e insalubre es qué tan abiertos se sienten ambas partes a tener conversaciones incómodas. Esta apertura facilita la empatía y permite que ambas partes creen soluciones que, en última instancia, fortalezcan la relación.

3. No tienen miedo de disculparse

Pedir disculpas es difícil. Pero decir lo siento es una herramienta de comunicación crucial. Presta atención a cómo se disculpa tu nueva pareja. ¿Desvían o se hacen cargo de sus errores? ¿Pueden aceptar críticas constructivas sobre su comportamiento? Cuando una pareja se encoge de hombros ante la culpa y se niega a asumir la responsabilidad, sugiere que su ego es más importante que la persona a la que lastimó. Alguien que niega sus acciones y controla la narrativa podría ser un signo de un vampiro emocional.

4. Son tu espacio seguro

La autoaceptación se trata de sentirse empoderado para entrar en tu yo auténtico. Cuando desarrollamos la autoaceptación, nos liberamos de depender de fuentes externas para encontrar nuestra identidad. Estar con las personas más importantes para ti debería hacerte sentir en paz. No hay necesidad de pasar tiempo con personas que te hacen sentir que no puedes ser tu yo auténtico. La aceptación de un buen amigo te alentará y te dará poder para expresarte sin temor al ridículo o el juicio.

5. Validan tus emociones

Alguien que constantemente invalida tus emociones podría exacerbar el agotamiento emocional. Si bien no debes depender de tus amigos y familiares para que sean tus principales fuentes de validación, es crucial encontrar a quienes comprendan y honren tus emociones.

Leer Más:  Entrevistas de trabajo: Guía paso a paso para el éxito

6. Respetan tus límites

Los límites personales son esenciales para nuestro bienestar físico y mental. En cualquier relación, es esencial hacerle saber a la otra persona con qué estás y no estás de acuerdo. Estos límites pueden incluir:

  • Límites físicos
  • Límites sexuales
  • Límites emocionales
  • Límites económicos
  • Límites intelectuales

Cuando establecemos un límite personal, estamos construyendo un escudo para proteger nuestra salud mental, nuestro espacio personal y nuestro sentido de seguridad y protección. Establecer límites no siempre es fácil, pero los límites saludables crean relaciones saludables basadas en el respeto mutuo. Los límites nos dicen qué esperar en una relación y nos enseñan cómo honrar el espacio personal y las zonas de confort de los demás.

7. Se sienten cómodos hablando sobre el futuro

Alguien interesado en hacer planes para el futuro te ve en su vida a largo plazo. Valorar tu relación y expresar el deseo de que dure es una bandera verde. Si alguien es evasivo cuando le preguntas sobre un plan para el futuro, podría significar que no te aprecia o que no planea quedarse.

8. Comparten los mismos valores

Un signo prometedor de compatibilidad a largo plazo es si compartes los mismos valores con tus amigos, familiares y pareja. Al comienzo de cualquier relación, presta atención a si tus prioridades están alineadas con las de los demás. No es necesario que tengan las mismas prioridades, pero deben compartir una visión del mundo básica que refuerce un sentido de entendimiento mutuo. Algunos valores comunes a tener en cuenta son:

  • ¿Son amables y generosos con los demás?
  • ¿Son honestos? ¿Te dan una sensación de confianza?
  • ¿Cuáles son sus ambiciones y metas para el futuro?
  • ¿Tienen fuertes conexiones con la fe o la espiritualidad?
  • ¿Les importa la política?
  • ¿Valoran la amistad o los lazos familiares?
Leer Más:  El dolor: Una pandemia silenciosa que afecta a los empleados y a las empresas

A medida que se conozcan, tengan conversaciones para conocer el sistema de valores, la visión del mundo y el futuro que ven para sí mismos de esta persona. ¿Estos rasgos se alinean con los tuyos? ¿Tienen diferencias fundamentales que simplemente no superarán?

9. Te hacen querer ser tu mejor yo

Todos tenemos espacio para crecer y aprender. Un buen amigo te empujará a ser la mejor versión de ti mismo y te desafiará a lograr tus objetivos. Cuando la vida se siente difícil, te ayudan a concentrarte y seguir adelante. Y es importante que te sientas motivado a hacer lo mismo por ellos.

10. Hay una comunicación constante

En cualquier relación personal, las habilidades de comunicación son la piedra angular. ¿Tú y tus seres queridos se comunican sobre su relación y sus sentimientos? ¿Estás dispuesto a discutir los problemas a medida que surjan? Ten en cuenta que una buena comunicación no tiene por qué ser constante. Enviar mensajes de un lado a otro durante todo el día no indica contacto significativo. Es posible que solo hables con algunos amigos cada pocas semanas, pero tu voluntad de tener conversaciones abiertas y constructivas indica un nivel de respeto que significa que esas relaciones durarán.

11. Prestan atención a los pequeños detalles

Las demostraciones diarias de generosidad, gratitud y cumplidos son más importantes para la mayoría de las personas que los grandes gestos de amor. Esos gestos cotidianos de las personas que nos importan no solo nos hacen sentir bien: los pequeños actos que nos hacen sentir más amados están conectados con una salud mental más fuerte, mayores sentimientos de propósito y una mejor perspectiva de la vida.

Subir