¡Mejora tus presentaciones con estos consejos de feedback!

  • Presenta acerca de tus pasiones: El entusiasmo se contagia. Habla sobre temas que te apasionen para que tu audiencia pueda sentir tu energía.
  • Visualiza el resultado final: Planifica tu presentación pensando en lo que quieres que tu audiencia obtenga de ella.
  • Simplifica tus presentaciones: Utiliza el menor número de palabras posible y añade imágenes y vídeos interactivos para captar la atención de tu audiencia.
  • Encuentra el equilibrio entre improvisación y memorización: No memorices demasiado tu presentación, pero tampoco improvises demasiado.
  • Despierta la curiosidad: Haz que tu audiencia esté interesada en lo que tienes que decir para cautivarla realmente.
  • Prioriza la calidad sobre la cantidad: Crea presentaciones concisas y evita sobrecargarlas con texto.
  • Sé puntual y prepárate: Llega a tiempo a las reuniones y prepárate bien para garantizar que las reuniones transcurran sin problemas.
  • Respeta el tiempo de los demás: Llega a tiempo o incluso antes de las presentaciones.
  • Involucra a otros: Pide la opinión de los demás durante las presentaciones para fomentar la participación.
  • Mantén las presentaciones centradas: Si las presentaciones se desvían del tema, intenta reconducirlas hacia el tema principal.

Lo estás haciendo genial

¡Tienes una habilidad natural para presentar material de forma organizada! ¡Buen trabajo!

  • Tus presentaciones suelen ser atractivas y visualmente impactantes. ¡Sabes cómo captar la atención del público!
  • Permites a tus compañeros hacer presentaciones en tu nombre. ¡Es una gran oportunidad de aprendizaje para ellos y suelen superarse con este desafío!
  • Mantienes las presentaciones centradas en los puntos clave de la agenda. ¡Describes eficazmente de qué vas a hablar y te aseguras de cumplirlo!
  • Creaste presentaciones visuales descargables y las encuadernaste para el cliente. ¡Excelente manera de representar a la empresa!
  • Tu contenido fue relevante y tu formato fue visualmente atractivo y fácil de seguir y entender. ¡Gran trabajo! ¡Eres un verdadero diseñador de corazón!
  • Siempre eres coherente con la forma de presentar y, a menudo, tus presentaciones tienen el mismo estilo y diseño. ¡Es genial para la continuidad!
  • Siempre eres coherente con cada presentación, ya sea individual, en grupos pequeños, con compañeros, informes directos o jefes de la empresa. No tienes problemas para presentarte en ninguna de estas situaciones. ¡Bien hecho!
Leer Más:  El Círculo Dorado: La guía definitiva para descubrir el propósito de tu empresa

Deberías pensar en mejorar

  • Eres un gran presentador en ciertas situaciones, pero te cuesta presentarte en otras. Intenta ser más consistente al presentar para transmitir un mensaje único. ¡Esto también te ayudará a ampliar tus habilidades de presentación al poder transmitir una sola idea o mensaje!
  • Tiendes a ser un poco tímido al hacer presentaciones. Tienes confianza en las conversaciones individuales, por lo que definitivamente tienes la capacidad de hacer presentaciones convincentes. ¡Vamos! ¡Puedes hacerlo!
  • Durante las presentaciones, parece haber una gran falta de enfoque. Sé que puede ser difícil ceñirse al tema, pero es necesario para que la gente entienda de qué trata la presentación y qué se intenta lograr.
  • Para interactuar con tu audiencia y hacer que escuchen atentamente lo que tienes que decir, debes poder usar tu voz de manera efectiva para lograrlo. Intenta concentrarte en ciertas palabras que requieren atención adicional y enfatiza estas palabras durante tu presentación.
  • Conocer a tu audiencia es fundamental para el éxito de cualquier presentación. Aprende a captar su lenguaje corporal y señales sociales para medir tu estilo y tono. Escucha lo que tu audiencia tiene que decir y ajusta tu presentación en consecuencia.
  • Durante las presentaciones, es de esperar que haya preguntas difíciles. Intenta prepararte al menos un par de días antes de la hora para que puedas manejar estas preguntas de manera efectiva.
  • Para ser un presentador efectivo, debes poder adaptarte a diferentes audiencias y circunstancias. Intenta averiguar quién estará en la sala en el momento de la presentación y ajústate en consecuencia.
  • Recuerda no tomar el debate como un ataque personal. Tiendes a perder la calma con demasiada frecuencia, lo que dificulta la discusión y la gente se siente alienada. Puedes estar en desacuerdo sin conflicto.
  • La única forma de mejorar en hablar en público es practicando, practicando, practicando. Aprende tu discurso de memoria, practica frente al espejo, practica frente al espejo. Con el tiempo, te volverás natural y ya no tendrás miedo de hablar en público.
Leer Más:  ¡Toma el control de tu vida! Supera la mentalidad de víctima

Consejos para mejorar

  • Recuerda que siempre es bueno presentar sobre cosas que te apasionan. Cuando hablas con la gente sobre tus pasiones, pueden sentirlo. Lo mismo ocurre con las presentaciones. Identifica lo que te emociona y, de alguna manera, incorpóralo a cada presentación. Será más fácil de presentar y tu audiencia sentirá la energía que retratas.
  • A veces puede ser más fácil planificar con el resultado final en mente. Intenta visualizar qué esperas exactamente que tu audiencia obtenga y desarrolla tu presentación en torno a eso.
  • La simplicidad es algo hermoso. Intenta que tus presentaciones sean lo más simples posible. Hazlo visualmente atractivo con la menor cantidad de palabras posible. Prueba con imágenes y vídeos interactivos para sumergir completamente a tu audiencia en la presentación.
  • Hay un buen equilibrio entre improvisar la presentación y memorizarla. Si la improvisas demasiado, puede parecer que no te has preparado. Si la memorizas, la presentación puede parecer un poco robótica. Intenta encontrar el punto óptimo, si puedes.
  • Al presentar, intenta hacerlo de una manera que despierte curiosidad. Haz que la gente se interese en lo que tienes que decir para cautivarla de verdad. Echa un vistazo a algunas charlas TED para obtener algunos consejos sobre cómo puedes hacerlo.
  • Recuerda que las presentaciones deben ser de calidad, no de cantidad. Las presentaciones que tienen mucho texto y duran más de lo debido aburren a tu audiencia y es menos probable que la gente las recuerde.
  • Intenta llegar a todas las reuniones del personal a tiempo y siempre estar bien preparado. Esto asegurará que las reuniones transcurran sin problemas en el futuro.
  • Recuerda respetar el tiempo de los demás llegando siempre a tiempo o cinco minutos antes de la presentación.
  • Recuerda pedir a los demás en la reunión su punto de vista si hay personas durante las presentaciones.
  • Si notas que las presentaciones se están desviando del tema, intenta volver al tema importante que se está discutiendo.
Leer Más:  El aprendizaje experiencial: Una guía para comprender y aplicar este poderoso método

Subir