Perfección: El enemigo del bien

  • Concéntrate en la comunicación.
  • Fortalece tus relaciones a través de la retroalimentación.
  • Acomódate a los fallos.
  • Comprende la intención de un esfuerzo.
  • Aprende a prosperar en la ambigüedad.

El origen de la frase “Lo perfecto es enemigo de lo bueno”

La frase "Lo perfecto es enemigo de lo bueno" surgió a partir de un proverbio francés: L'ennemi du bien est le bien. Se atribuye comúnmente a Voltaire, quien en su poema "La Bégueule" escribió: Dans ses écrits, un sage Italien, Dit que le mieux est l'ennemi du bien.

Esto significa que quienes buscan la perfección se convierten en sus peores enemigos. Al estar tan concentrados en lograr la perfección, no notan cuando el progreso podría ser más valioso que la perfección en sí misma. Esta frase nos enseña que el deseo de perfección a menudo impide que realicemos un trabajo excelente.

El problema cuando lo perfecto es enemigo de lo bueno

La búsqueda de la perfección puede ser perjudicial de varias maneras:

  • Impide el rendimiento y el aprendizaje: Si nos esforzamos constantemente por alcanzar la perfección, nunca nos daremos la oportunidad de cometer errores y aprender de ellos.
  • Daña las relaciones: Cuando nos centramos en la perfección, es menos probable que veamos lo bueno en los demás y valoremos sus imperfecciones. Nos volvemos más críticos con los demás, lo que reduce tanto la colaboración como la conexión.
  • Puede provocar problemas de salud mental y física: El perfeccionismo puede causar estragos en la salud mental. Puede llevarnos a pensar en términos de todo o nada, lo que nos lleva a tirar la toalla cuando sentimos que no podemos hacer algo bien.
Leer Más:  Transforma tus Hábitos con el Poder del Apilamiento

Subir