Recuperarse del rechazo: cómo conseguir un ascenso en el trabajo

  • Procesa el rechazo y toma tiempo para procesar tus sentimientos.
  • Descubre por qué no fuiste elegido, pregunta a los encargados de la decisión.
  • Establece nuevos objetivos para ti, centrándote en áreas de mejora sugeridas.
  • Reformula la decepción como una oportunidad para el crecimiento y la exploración de nuevas vías.
  • Evalúa tus habilidades duras y blandas, asegúrate de tener los requisitos necesarios para un puesto más alto.
  • Demuestra habilidades de liderazgo y trabajo en equipo, asume responsabilidades y toma iniciativas.
  • Amplía tus conocimientos organizativos, comprende la cultura y las necesidades de la empresa.
  • Evita ser demasiado ansioso o comunicativo sobre tus objetivos de promoción, concéntrate en sobresalir en tu puesto actual.
  • Comunica tus objetivos de carrera a tu supervisor, expresando tu interés en un nuevo puesto.
  • Reflexiona sobre tus evaluaciones de desempeño, identifica áreas de mejora y crea un plan de crecimiento continuo.
  • Ajusta tu estilo de comunicación, mostrando profesionalismo, capacidad de delegación y establecimiento de objetivos.
  • Acepta las críticas constructivas y esfuérzate por abordarlas, demostrando madurez y profesionalismo.
  • Presta atención a las señales de tu jefe, como una mayor atención, nuevas responsabilidades y comentarios sobre tu carrera.
  • Establece objetivos de superación personal, centrándote en el desarrollo de habilidades y el crecimiento general como empleado.
  • No dejes que el rechazo te desanime, utilízalo como un impulso para el crecimiento y la búsqueda de nuevas oportunidades.

Recuperarse del rechazo

Ser rechazado para un ascenso duele. Puede que sientas ganas de renunciar a tu trabajo. Pero antes de hacerlo, sigue estos pasos:

  1. Procesa el rechazo: Date tiempo para sentirte triste y decepcionado. Es normal experimentar emociones fuertes. Pero evita tomar decisiones precipitadas.
  2. Averigua por qué no fuiste elegido: Pide a los responsables de la decisión que te expliquen los motivos. Acércate a la conversación con curiosidad, no con hostilidad. Pueden indicar áreas de mejora y ofrecer oportunidades para desarrollar tus habilidades.
  3. Establece nuevas metas: Si sugieren áreas específicas para mejorar, crea un plan para continuar tu crecimiento profesional. Esto podría implicar buscar más oportunidades de liderazgo, obtener nuevas certificaciones o ser tutor de alguien.
  4. Reformula la decepción como una oportunidad: A veces, los mejores regalos son los que nunca recibimos. Aunque perder un ascenso puede doler, ahora estás disponible para oportunidades aún mejores en el futuro. Es tu oportunidad de reconsiderar tu trayectoria profesional, adquirir nuevas habilidades y manifestar cambios positivos.
Leer Más:  Cómo impacta la deuda en la salud mental y el bienestar de las personas

9 razones por las que te pasaron por alto para un ascenso

  1. No tienes las habilidades duras para el puesto: Asegúrate de tener la experiencia y las cualificaciones necesarias para el nuevo puesto.
  2. Necesitas desarrollar tus habilidades sociales: Los puestos de mayor jerarquía requieren habilidades de liderazgo como la escucha activa, la comunicación, la tutoría y la inteligencia emocional.
  3. Necesitas más conocimiento organizacional: Céntrate no solo en tus tareas diarias, sino también en comprender la organización y la cultura de la empresa.
  4. Tiendes a seguir en lugar de liderar: Para ser un líder, debes tomar la iniciativa y mostrar habilidades de gestión.
  5. Estás demasiado ansioso: Expresar constantemente tu deseo de un ascenso puede resultar contraproducente.
  6. Nunca has comunicado tus objetivos: Tu supervisor no debería sorprenderse al verte en la lista de candidatos. Debes haber comunicado tus objetivos profesionales en reuniones anteriores.
  7. Tus evaluaciones de desempeño no fueron buenas: Las empresas revisarán tu historial de recursos humanos al considerar un ascenso. Destaca tu mejora en las áreas débiles y tu plan para seguir creciendo.
  8. Necesitas adaptar tu estilo de comunicación: Si tu comunicación es poco profesional o agresiva, no proyectarás una imagen de liderazgo.
  9. Necesitas estar más abierto a la crítica constructiva: Presta atención a los comentarios que recibes y haz un esfuerzo sincero por abordarlos.

Señales de que tu jefe quiere ascenderte

  1. Te presta atención: Los gerentes ocupados no tienen tiempo para perder. Si te invitan a tomar café o te piden tu opinión, puede ser una buena señal.
  2. Te da nuevas responsabilidades: Cuando tu jefe está abrumado, necesita ayuda confiable. Confiar en ti demuestra que te tienen en alta estima.
  3. Te invita a reuniones de gestión: Si tu jefe quiere que contribuyas en reuniones de alto nivel, es una señal de que te quieren en ese puesto.
  4. Te da comentarios constructivos relacionados con tu carrera: Los comentarios regulares sobre tus tareas diarias son normales. Pero es una buena señal cuando te dan consejos sobre tus habilidades de gestión e invierten en tu desarrollo profesional.
  5. Te pregunta sobre tus objetivos de avance profesional: Los supervisores inteligentes saben que la retención de empleados depende de tratarlos bien. Querrán ascenderte lo antes posible. Cuando preguntan sobre tu futuro, quieren conocer tus planes para poder idear su propio plan para mantenerte.
Leer Más:  ¡Escuchar: un arte perdido que necesitas dominar!

Subir