Responde como un profesional a la pregunta "¿Cómo defines el éxito?

  1. Auto reflexión: Explora tus valores, metas y motivaciones para comprender tu definición de éxito.
  2. Investigación de la empresa: Lee sobre la misión y los valores de la empresa para adaptar tu definición de éxito a su cultura.
  3. Muestra, no solo digas: Proporciona ejemplos específicos y métricas para demostrar tus motivaciones y proceso de pensamiento.
  4. Resalta tus habilidades sociales: Enfatiza las habilidades sociales valiosas, como el trabajo en equipo, la comunicación y la resolución de conflictos.

Define el éxito a tu manera

En una entrevista, causar una buena primera impresión es crucial. Elige tus palabras sabiamente y sé sincero contigo mismo. Aunque no puedes predecir exactamente qué te preguntará un director de contratación, puedes practicar las respuestas a las preguntas más comunes.

Los encargados de contratación han estudiado tu currículum y han determinado que tienes las habilidades técnicas necesarias para cumplir con los requisitos del puesto. La entrevista es para ver si encajas bien en cuanto a personalidad, como si tienes valores, aspiraciones y habilidades interpersonales que encajan con la cultura de la empresa.

"Define el éxito" es una pregunta que llega al corazón de tu personalidad. Lo que consideres éxito determina los objetivos que te fijas y cómo te motivas para alcanzarlos. Para los entrevistadores, entender tu estilo de fijación de objetivos y tus motivaciones les indica si tu proceso se alinea con el equipo al que te unirás.

La importancia de definir el éxito

En términos sencillos, el éxito es lograr un objetivo. Pero los objetivos que cada uno se fija son muy personales y no existen respuestas incorrectas. Cada uno tiene experiencias, valores y recursos únicos que dan forma a su perspectiva y prioridades. Por lo tanto, establecerás objetivos para medir el éxito de forma diferente a los demás, incluidos amigos cercanos o compañeros de trabajo cercanos.

Leer Más:  Biofeedback: Una herramienta eficaz para la gestión del estrés

La mayoría de las personas se fijan objetivos basados en recompensas intrínsecas en lugar de presiones externas porque este interés personal los motiva más a alcanzar estos objetivos. Tener un sentido de propósito también mejora el pensamiento crítico y la toma de decisiones. Pero estas recompensas intrínsecas difieren significativamente entre las personas.

Imagina a dos diseñadores gráficos. Uno podría definir el éxito como tener una marca personal reconocible y una agenda constantemente llena de clientes de renombre y nuevos proyectos. El otro podría definir el éxito como disfrutar de unos ingresos estables.

Estos objetivos dispares reflejan dos tipos de recompensas intrínsecas. El primer diseñador puede sentirse más feliz cuando está ocupado y le encanta aprender nuevas habilidades. El segundo diseñador puede desear un equilibrio más relajado entre vida laboral y personal.

Subir