¡Rompe las cadenas de la perfección! Descubre cómo superar el perfeccionismo

  1. Céntrate en los aspectos positivos.
  2. Permítete cometer errores.
  3. Establece objetivos más razonables.
  4. Intenta encontrar el significado de lo que haces.
  5. Elimina las influencias negativas.
  6. Acude a terapia.

¿Qué es el perfeccionismo?

El perfeccionismo es un estado mental en el que nos esforzamos por actuar y tomar las mejores decisiones en todo momento. Las presiones sociales, la educación infantil, la competencia académica e incluso las redes sociales influyen en cómo nos vemos a nosotros mismos y pensamos en la perfección.

Sin embargo, el perfeccionismo es una práctica desadaptativa. Es decir, este rasgo suele ser más perjudicial que beneficioso debido a expectativas poco realistas. Desafortunadamente, los perfeccionistas tienden a estresarse más y lograr menos.

Causas del perfeccionismo

El perfeccionismo surge de múltiples factores psicosociales, entre ellos:

  • Sentimientos intensos de insuficiencia y miedo a la desaprobación.
  • El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), un trastorno de ansiedad que provoca pensamientos o comportamientos repetitivos e incontrolables.
  • Tener un padre o tutor que presiona a sus hijos a ser perfectos.
  • Problemas de apego por parte de figuras parentales ausentes durante la juventud. Estos individuos pueden esforzarse por ser perfectos para obtener validación sobre su autoestima.

Leer Más:  El pensamiento convergente: un enfoque eficiente para la resolución de problemas
Subir