Toma de Decisiones: Domina los 4 Estilos y Mejora tus Elecciones

¿Qué son los Estilos de Toma de Decisiones?

Cada día está lleno de decisiones, y aunque creas que las tomas sin pensar, la mayoría de las personas tienen un estilo dominante de toma de decisiones. Este estilo refleja la forma habitual en que abordas las opciones. Algunos métodos son más productivos que otros.

Comprender tu método preferido te dará confianza para tomar e implementar decisiones sin dudar. Si sabes que una decisión se acerca a tu área de debilidad, puedes proceder con cautela, buscar la opinión de otros y usarlo como una oportunidad de crecimiento.

Los 4 Estilos de Toma de Decisiones

Según la Teoría del Estilo de Decisión (DST) de Rowe y Boulgarides, los estilos de toma de decisiones se basan en dos ejes:

  • Complejidad cognitiva: la tolerancia del tomador de decisiones a la ambigüedad. Las personas con baja tolerancia tienden a decidir considerando pocas opciones claramente definidas, mientras que aquellas con alta tolerancia exploran opciones novedosas y menos definidas.
  • Orientación de valores: las prioridades del tomador de decisiones. Las personas que valoran los resultados técnicos (basados en tareas) tienden a decidir considerando qué opciones conducirán a los mejores resultados medibles. Quienes prefieren resultados sociales, como la armonía del grupo, es más probable que consulten a las partes interesadas y se centren en guiar al grupo hacia el consenso.

La combinación de estos ejes crea cuatro estilos de toma de decisiones:

  1. Directivo: Baja tolerancia a la ambigüedad y orientación técnica.
  2. Analítico: Alta tolerancia a la ambigüedad y orientación técnica.
  3. Conductual: Baja tolerancia a la ambigüedad y orientación social.
  4. Conceptual: Alta tolerancia a la ambigüedad y orientación social.
Leer Más:  El propósito del trabajo: descubre tu pasión y aporta valor

Adapta tu Toma de Decisiones a la Situación

Los grandes líderes son conscientes de sí mismos: saben cuándo aprovechar sus fortalezas y cuándo las situaciones requieren un enfoque diferente. Aquí te mostramos cuándo utilizar cada estilo de toma de decisiones:

  • Estilo directivo: Decisiones rápidas, opciones limitadas, sin problemas éticos complejos, situaciones estables.
  • Estilo analítico: Análisis detallado, múltiples opciones, tiempo suficiente para pensar, comprensión de causa y efecto.
  • Estilo conductual: Impacto significativo en las partes interesadas, tiempo suficiente para el consenso, soluciones prácticas, inclusión.
  • Estilo conceptual: Seguridad psicológica, soluciones innovadoras, planificación a largo plazo, impacto social amplio, creación de nuevas opciones.

Subir