Toma un descanso de tu carrera: beneficios, riesgos y cómo triunfar en tu regreso

  • Cuida de ti mismo: Mantente hidratado, come sano, duerme bien y haz ejercicio.
  • Reflexiona y aprende de la experiencia: Dedica tiempo a la introspección, la meditación y otros tipos de autorreflexión.
  • Adquiere nuevas habilidades: Aprovecha el tiempo libre para aprender nuevas habilidades a través del voluntariado, los cursos en línea u otras actividades.
  • Amplía tu red: Investiga y conecta con personas que admiras. Invítales a tomar un café. Pueden ofrecer una valiosa orientación y conocimiento de tu situación actual.
  • Establece objetivos: Utiliza este tiempo como una oportunidad para reevaluar tus prioridades. Reflexiona sobre tus creencias y valores y establece objetivos profesionales en consecuencia.
  • Prepárate para explicar tu ausencia a futuros empleadores: Durante la entrevista, destaca las nuevas habilidades y perspectivas que has adquirido durante tu ausencia.
  • Enfatiza cómo tu ausencia te beneficiará en tu puesto: Habla de tu renovado enfoque en el equilibrio entre el trabajo y la vida personal, las diferentes culturas con las que has trabajado o tus habilidades de gestión mejoradas.
  • Reconoce que tu ausencia no es un defecto: Es una nueva adición a lo que puedes ofrecer a los posibles empleadores.

¿Qué es un descanso laboral?

Un descanso laboral es un período en el que te alejas de tu industria o del mundo laboral. Suele ser una oportunidad para dedicarte a otros intereses o responsabilidades. Es como un "año sabático para adultos", en el que te tomas un tiempo para escribir un libro o vivir en otro país.

Las razones para tomar un descanso laboral pueden variar. Profesores universitarios pueden tomarse un año sabático para completar investigaciones, mientras que abogados a mitad de su carrera pueden dejar sus bufetes para ayudar gratuitamente a clientes de bajos ingresos. En otras circunstancias, es posible que no tengas opción, como cuando te despiden y necesitas tiempo para decidir tu próximo paso, o cuando un padre anciano se enferma y requiere tu cuidado a tiempo completo.

Leer Más:  ¡Maximiza tu experiencia de prácticas con una nota de agradecimiento!

También puedes necesitar un descanso para controlar el estrés y recuperarte del agotamiento. Sea cual sea tu razón, depende de ti decidir si tomar un descanso laboral es lo mejor para ti. Puede ser una excelente oportunidad para explorar otras facetas de tu vida y descubrir nuevos aspectos de ti mismo.

Cuándo considerar un descanso laboral

¿Cómo sabes que es el momento adecuado para tomarse un descanso del trabajo? Es una decisión muy personal, y para algunos es más fácil que para otros. Estas son algunas razones comunes para tomarse un permiso de ausencia:

Priorizar tu salud mental y bienestar

El estrés crónico afecta tu salud física y mental. Cuando notas síntomas de agotamiento, como irritabilidad, fatiga crónica o problemas para dormir, es probable que hayas estado estresado durante un tiempo. Si interfiere con tu capacidad de funcionar, puedes solicitar una licencia por estrés laboral. Esto te daría el espacio que necesitas para recuperarte adecuadamente y rendir al máximo.

Cuidado de niños u otras responsabilidades de cuidador

Es normal tomarse un tiempo libre del trabajo para darle la bienvenida a un hijo a tu familia. El 70% de las mujeres toman algún tipo de licencia parental cuando están esperando un hijo. En promedio, regresan al trabajo después de 10 semanas de descanso remunerado. Los padres generalmente solo reciben una semana de licencia laboral remunerada por paternidad, y el 76% de ellos usa incluso menos.

Pero algunos padres nuevos dejarán sus trabajos temporalmente para poder pasar más tiempo con su recién nacido, a veces hasta su primer día de escuela.

También es difícil equilibrar un trabajo a tiempo completo con las tareas de cuidador. Es posible que debas alejarte de tu carrera para cuidar a un padre anciano o a un ser querido discapacitado. En estos casos, puedes buscar un trabajo de medio tiempo para dedicarles más tiempo. O, si tu situación financiera te lo permite, puedes dejar el trabajo por completo y convertirte en un cuidador a tiempo completo.

Leer Más:  ¡Descubre el poder de la mente positiva: 9 pasos para cultivar el optimismo!

Continuar estudios superiores

Regresar a la universidad puede ser una excelente manera de adquirir nuevas habilidades, aumentar tu salario o cambiar de carrera, todo lo cual es importante para tu desarrollo profesional o un cambio de carrera. Muchos títulos universitarios profesionales ofrecen cursos nocturnos, por lo que no tendrás que interrumpir tu jornada laboral para asistir.

Sin embargo, según el programa, es posible que debas dedicarte a tiempo completo. También debes estar preparado para afrontar el costo. Antes de comprometerte a asistir, asegúrate de poder proteger tu bienestar financiero.

Perseguir otros intereses

Eres un ser humano multidimensional. Como tal, es posible que tengas intereses además de la carrera que deseas seguir. La vida es demasiado corta para no dedicarte a tus pasiones, pero algunos proyectos llevan tiempo. Si quieres escribir un libro o intentar administrar tu propio negocio, deberás dedicar una cantidad sustancial de horas al proyecto. Un sabático a corto plazo puede ayudarte a hacerlo.

Subir