Trabajar desde casa: Guía completa para una política efectiva

  • Establece límites claros: Separa tu espacio de trabajo de tu espacio personal para evitar que tu vida laboral se desborde a tu vida personal.
  • Crea un espacio de trabajo dedicado: Encuentra un lugar tranquilo y ergonómico donde puedas concentrarte y ser productivo.
  • Prioriza las tareas: Organiza tu día y prioriza las tareas importantes para asegurarte de completarlas a tiempo.
  • Toma descansos regulares: Levántate y muévete cada hora para mantenerte activo y evitar el agotamiento.
  • Comunícate de forma eficaz: Utiliza herramientas de comunicación como el correo electrónico, la mensajería instantánea y las videoconferencias para mantenerte conectado con tu equipo.
  • Establece expectativas: Comunica tus horas de trabajo y disponibilidad a tu equipo para evitar malentendidos.
  • Cuida tu bienestar: Prioriza tu salud física y mental tomando descansos regulares, comiendo saludablemente y haciendo ejercicio.
  • Solicita apoyo: No dudes en pedir ayuda a tu equipo o a recursos de la empresa si necesitas apoyo o aclaraciones.
  • Mantente motivado: Establece metas alcanzables y recompénsate por tus logros para mantenerte motivado.
  • Evalúa y ajusta: Revisa regularmente tu configuración de trabajo desde casa y realiza ajustes según sea necesario para mejorar tu productividad y bienestar.

¿Por qué es importante una política de trabajo desde casa?

Una política formal establece pautas claras e informa a los empleados sobre qué esperar cuando trabajan de forma remota. Puede formar parte del contrato del empleado o implementarse a medida que cambia el lugar de trabajo.

En cualquier caso, debe ser accesible y claro para que todos estén en sintonía. También es esencial colaborar con recursos humanos (RR. HH.) para garantizar que no se pase por alto nada. Una política de trabajo desde casa sólida también describe los motivos de la implementación del trabajo remoto para que todos comprendan la decisión.

Leer Más:  ¡Transforma tu perspectiva: 15 consejos para cambiar tu vida!

No todos preferirán de inmediato trabajar en línea en lugar de hacerlo en persona, y los gerentes y los trabajadores no se alinean totalmente en el valor del trabajo desde casa.

Los gerentes piensan que el trabajo remoto conduce a una menor productividad, mientras que su fuerza laboral siente que en realidad están haciendo más. Independientemente de cómo te sientas, adaptarse a las demandas del mercado laboral atrae y retiene talento.

El trabajo remoto suele formar parte de una sólida propuesta de valor para los empleados y puede beneficiar a todos los involucrados si se realiza correctamente. Con una política remota clara, es posible tener un lugar de trabajo en línea fluido y productivo.

Ventajas del trabajo desde casa

Muchos trabajadores disfrutan de la libertad de trabajar desde casa porque puede ayudar a administrar el tiempo y aumentar la concentración. Aquí tienes algunas ventajas a considerar al implementar el trabajo remoto:

1. Libera tiempo

Los trabajadores estadounidenses desperdician más del 50 % de sus jornadas laborales con desplazamientos, reuniones y correos electrónicos innecesarios. Si bien trabajar desde casa no está exento de distracciones, el trabajo remoto brinda a los empleados la libertad de crear un flujo de trabajo más enfocado y evitar posibles pérdidas de tiempo.

Además, cuando los empleados no tienen que desplazarse, tienen más tiempo para centrarse en las prácticas de cuidado personal y el equilibrio entre la vida laboral y personal.

2. Permite entornos de trabajo personalizados

El trabajo remoto significa que los empleados pueden controlar más fácilmente su espacio de trabajo. Crean una configuración de trabajo desde casa que se adapta a su estilo, ya sea creando una oficina separada acogedora o trabajando desde la mesa del comedor.

Leer Más:  El trauma en el lugar de trabajo: un problema creciente

Por ejemplo, si alguien se distrae fácilmente con conversaciones secundarias fuertes y charlas de oficina, puede controlar su espacio de oficina para evitar esas distracciones.

3. Promueve un personal más saludable

Los trabajadores modernos temen tanto las repercusiones del absentismo que se sienten culpables por llamar para decir que están enfermos, incluso si pone a otros en riesgo. Trabajar desde casa permite a los empleados continuar si están lo suficientemente bien como para trabajar pero no quieren enfermar a otros.

Esta podría ser una opción temporal o un beneficio del trabajo remoto permanente.

4. Fomenta la inclusión

Si bien las organizaciones deben esforzarse por crear espacios accesibles e inclusivos para todos, los empleados pueden sentirse más cómodos trabajando de forma remota por varias razones, como enfermedades crónicas, neurodiversidad o problemas de movilidad.

Ofrecer opciones de trabajo desde casa permite a los empleados saber que son valorados en los espacios que los hacen sentir más cómodos.

5. Despierta la creatividad

Trabajar desde casa brinda a los empleados la oportunidad de tomar pequeños descansos durante el día sin distraer a sus compañeros de trabajo. Pueden utilizar más fácilmente métodos como la Técnica Pomodoro para tomarse unos minutos para estirar las piernas, descansar un momento o completar tareas cortas no laborales.

Subir