Transformación humana y excelencia continua: el poder del mejoramiento continuo

Consejos para el usuario

  • Crear bucles de retroalimentación: Solicita y recibe comentarios de los empleados para fomentar la mejora continua.
  • Enfocarse en el cliente: Considera a los clientes al realizar cambios para mejorar sus experiencias.
  • Establecer metas SMART: Crea metas específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con un límite de tiempo para seguir el progreso.
  • Ser flexible: Adapta los planes a medida que surjan mejores formas de hacer las cosas.
  • Estar dispuesto a equivocarse: Acepta la retroalimentación con una mente abierta, incluso si no es la preferida.
  • Comunicar los planes: Informa a todos los miembros de la organización sobre los planes y cómo pueden contribuir.
  • Celebrar los éxitos: Reconoce y recompensa las mejoras exitosas para motivar al equipo.

El camino hacia la mejora continua

El mejoramiento continuo se basa en la idea de que podemos mejorarnos a nosotros mismos y a nuestras organizaciones. Es un proceso deliberado que requiere observación, análisis, planificación y acción. Pero el mejoramiento continuo también se basa en la idea de que el coaching puede ayudar a las personas, y a las organizaciones, en el camino.

Como el coaching, el mejoramiento continuo es un esfuerzo continuo. Se construye sobre una base de trabajo en equipo, una cultura empresarial sólida y retroalimentación. Pero también requiere apoyo y herramientas de mejoramiento continuo para ayudar a mantener las habilidades y capacidades actualizadas.

En BetterUp, creemos que todos tienen el potencial de crecer y transformarse. Sabemos que las empresas están formadas por personas. Entonces, cuando inviertes en tu gente, inviertes en el éxito de tu organización.

Leer Más:  El impacto oculto del género en el bienestar del lugar de trabajo

A veces, el mejoramiento continuo es el cambio más pequeño que se acumula con el tiempo. Otras veces, el mejoramiento continuo va de la mano con la adaptación al cambio y la construcción de resiliencia para mantenerse competitivo en el mercado actual. En cualquier caso, el proceso genera resultados sin el dolor que conlleva realizar grandes cambios a la vez.

Si parece que hay margen de mejora en el trabajo o si quieres convertirte en un líder de la industria que se mantenga a la vanguardia, utiliza el mejoramiento continuo como marco para realizar cambios positivos.

¿Qué es el mejoramiento continuo?

El mejoramiento continuo es el proceso de realizar pequeños cambios incrementales que se suman a resultados significativos basados en la observación deliberada de los procesos actuales.

También conocido como Kaizen, el método de mejoramiento continuo se originó en Japón. Hoy en día, ha sido adoptado por empresas de todo el mundo como una forma de lograr la excelencia operativa.

La idea principal detrás del mejoramiento continuo es que ningún proceso es perfecto y siempre hay margen de mejora. El objetivo es eliminar el desperdicio, optimizar los recursos y empoderar a los empleados para que realicen cambios que mejoren los resultados de la empresa.

El consultor de mejora de procesos Brian Ragone dice que es "un pensamiento de sistema en el que creamos bucles de retroalimentación para obtener información de los procesos actuales y reflexionar sobre cómo mejorarlos".

Ragone dice que el enfoque del mejoramiento continuo es triple:

  • Mejorar herramientas y materiales
  • Mejorar las personas y las relaciones
  • Mejorar el entorno de trabajo
Leer Más:  La importancia de la gestión de recursos humanos en el éxito empresarial

Eso a menudo significa eliminar herramientas infladas. Otras veces, se trata de mejorar la documentación sobre cómo trabajas, para que cualquiera pueda entrar y empezar a trabajar de inmediato. También está mejorando a tu gente. Finalmente, se trata de eliminar las barreras de la comunicación o simplemente la fricción en las relaciones laborales.

Finalmente, se trata de mejorar la seguridad física y psicológica de tu gente en el trabajo.

Subir